Bienvenidos al Portal Alienigenas.

Para tener un mejor suspenso Agency Wolf les invita cordialmente reproducir el vídeo, que se encuentra al final de la página mientras leen esta fascinante investigación.

El mundo verdaderamente esta cubierto de misterios, pero aun mas interesante es ponerse a pensar que asi como hay vida en la tierra, afuera en el universo hay mas de miles de millones de planetas que simplemente la humanidad desconoce, y que algunos cientificos de la Agencia espacial Norte Americana (NASA), han comprovado que algunos planetas tienen suficientes elementos para conformar la vida.

 

Descartar la vida de seres inteligentes en otros planetas, seria sumamente egoista, pues los antecedentes de algo extraño se plasma en muchas antiguas culturas de America, Egipto, Asia donde a pesar de que las epocas  antiguas no habian tantos avances tecnologicos como ahora y conocimientos en la evolucion de la ciencia, sorprendentemente, lo que se creia saber era simplemente erroneo.

 

algunas culturas antiguas demostraron tener mas avances cientificos demaciado extraños y m,uchos de estos al ser analizados han causado asombro de la comunidad cientifica, muchos de estos extraños descubrimientos seran tema de investigacion de este portal, dedicado al Fenomeno Ovni y lo que parece ser las extrañas razas que visitaron el mundo que conocemos hoy en dia y de los cuales nuestros antepazados los consideraron dioses, el criterio como siempre lo vuelvo a dejar a mis lectores, espero disfruten de esta nueva investigacion,

att: Alex Molina (Agency Wolf).

No olviden ponerse al contacto con nosotros por medio del chat, será un honor sus sugerencias a investigar, gracias por formar parte de Agency Wolf.

Los Ovnis.

Para comprender que significa la palabra OVNI primero tenemos que definir estos términos esenciales de la investigación:


 El término objeto volador no identificado, más conocido como ovni (por las siglas O.V.N.I., calco del acrónimo inglés  UFO o Unidentified Flying Object), se refiere a la observación de un objeto volante, real o aparente, que no puede ser identificado por el observador y cuyo origen sigue siendo desconocido después de una investigación.

 

El acrónimo fue creado para reemplazar al de "platillo volante" y ha llegado a trascender más allá de las simples observaciones aéreas. Aunque autores como Erik von Daninkeen (1999) o Jacques Fabrice Vallée (1997)  han apuntado que los antiguos carros de los dioses o las apariciones y raptos en bosques y pantanos podían ser el equivalente a los relatos ovni actuales, el fenómeno-mito comenzó en 1947, íntimamente vinculado a los medios de comunicación.

lo cierto es que muchas personas aseguraron aver presenciado ya sea en algun momento en el que disfrutaban algun paseo, o quisas descanzando, han asegurorado aver visto multiples luces, y extraños objetos volando, y eso ha ocacionado que las personas testigos de este extraño suceso los alcancen a gravar y brindarnos esas extrañas evidencias, ¿Seran acaso objetos de naturaleza fuera de este planeta o quisas algun arma belica que ya habia creado la humanidad en algun tiempo pasado?, lo cierto es que todo este fenomeno ya lleva sus años en la tierra y a sido potencial de temas paranormales de gran influencia para todos aquellos investigadores y arqueologos que han descubierto de las antiguas culturas extraños acontecimientos.

Alienigenas en las Religiones y Culturas Antiguas

 Cierto o no uno de los enigmas mas grandes sobre el fenomeno de los extraterrestres nos adentran a misterios sumamente remotos en la humanidad pues se dice que la especie Humana, a la cual pertenecemos fue creada geneticamente con los genes del Mono y que segun esta teoria permitio la evolucion del ser humano racional.

 

 Extraña teoria fundada entre los investigadores puesto a que es algo extraña esta tematica:

 

Es el fenómeno llamado "abducción" del cual existen más de 4 mil testimonios que por supuesto deambulan en la incredulidad, la duda o derechamente en su aceptación. Lo curioso es que todos los testimonios que se conocen coinciden en los detalles más importantes.

¿Cómo es posible que existan 4 mil testimonios tan similares de personas que viven en diferentes lugares del planeta, que jamás se han visto?.

Como una muestra de esto vean los retratos hablados que se han confeccionado a partir de los relatos de personas que afirman haber sido abducidas por una raza o tipo de alienígenas. 

Todos los abducidos declaran haber sido sometida a exámenes,transfusiones de sangre,  muestras biológicas y genética en naves de orígen extraterrestres  por estos seres que se les ha denominado: "los grises".

 

La progeria es una extraña y desconocida enfermedad que en los seres humanos causa la muerte entre los  13 y 16 años. Se la define como un envejecimiento precoz.

Estos son algunos de los síntomas  que causa la progeris en los humanos:

1.- Crecimiento severamente retardado 

2.- Complexión muy ligera con brazos y piernas muy delgados.

3.-Escasa grasa cutánea

4.- Calvicie 

5.- Carecen de cejas y pestañas

6.- Cráneos grandes

7.- Casi desaparecen los labios

8.- Orejas pequeñas y nariz estrecha 

9.- Dificultad para caminar 

10.- Ausencia de dientes 

11.- Mentón pequeño y retraído, entre otros.

 

Si comparamos la foto de esta persona con una ilustración de un gris. realizada de acuerdo a los testimonios de abducidos, podemos apreciar que hay una similitud evidente.

 Se piensa que estos alienígenas pertenecen a una civilización que tiene millones de años y la estructura de su  ADN estaría degradada

 Las fotografías, videos y testimonios que existen sobre los alienígnas denominados "grises" demuestran de que se trata de una raza cuyo cuerpo es senil, débil, de dificultosos movimientos y de aspecto casi cadavérico y que a través de la hibridación con los seres humanos estarían buscando una cura a su mal.

Son numerosos los testimonios de gente abducida cuya descripción de estos seres encajan perfectamente con los síntomas de esta enfermedad. Todos declaran haber sido sometida a exámenes, transfusiones de sangre,  muestras biológicas y genética.

Como dato curioso, en los relatos  de estrellamiento de ovnis (caso Rosswell) los tripulantes pertenecen  a la misma tipología llamada "grises".

Los alienígenas que nos visitan están buscando desesperadamente una cura para su espantosa enfermedad.

 

Sin embargo la teoría no se detiene aquí. Por favor observen esta gráfica de la evolución humana realizada por algunos osados antropólogos:

De aqui surge un "up grade" de la teoría, que afirma que los grises somos nosotros mismos, es decir la raza humana que en algunos miles de años más por efecto de la tecnología (entre otros) evolucionó a un ser muy inteligente, con su cuerpo atrofiado y padeciendo progeris. El ser humano estaría viajando a su pasado buscando en los genes de ésta época alguna cura para esta espantosa enfermedad.

Un monumental estudio que se realizó sobre trescientos nueve casos de abducción, reveló que estos episodios siguen un orden tan sorprendente como revelador, y en el que destacan ocho episodios clave a saber:captura, examen, deliberación, excursión, viaje a otros mundos, teofanía, regreso y consecuencias. Si bien todos los elementos no aparecen en todos los casos, sí hay un 84 por ciento de situaciones que los tienen. 

Los sujetos, por lo general, recuerdan el principio y el final del episodio, pero la parte central del mismo –la más importante– ha sido borrada de su mente consciente. Este "borrado" ha sido hecho sin duda mediante lahipnosis: se les ha impuesto un bloqueo para que no recuerden unas experiencias, que en ocasiones podrían resultar muy traumáticas .

 

3 explicaciones que hay del fenómeno:

1: Las abducciones son reales

…entonces no hay más remedio que admitir que alguien está realizando experiencias y estudios con seres humanos, con finalidades que no alcanzamos a ver.

¨Qué están buscando, por qué hacen esto?

2: Se trata de sucesos imaginarios,

…entonces nos encontramos ante una creación del inconsciente colectivo de la Humanidad ¿cuál será la causa de esta misteriosa «enfermedad o epidemia psíquica»?

3: La teoría del Trauma Natal

La forma «fetal» de los pequeños humanoides macrocéfalos evoca – de acuerdo con la teoría del trauma post natal, la forma, precisamente, del feto humano y la «escenografía» de la abducción reproduce la del quirófano o sala de maternidad, donde tiene lugar el alumbramiento.

 

 

 

 

 

Alienigenas en las culturas.

la tumba del rey pacal.

¿Quién no ha oído hablar en alguna ocasión del Astronauta de Palenque?.

 

Nos referimos a la famosa representación que aparece sobre la lápida del sarcófago descubierto el 15 de junio de 1.952 por el arqueólogo mexicano Alberto Ruz Lhuiller en el interior del Templo de las Inscripciones de Palenque, en el Estado de Chiapas (México) - ver "Mapas" - yacimiento arqueológico Maya, que toma el nombre de la gran cantidad de palos que a modo defensivo rodeaban este conjunto de templos sagrados o casa fortificadas, como creyeron identificar los Españoles a su llegada.

 

 

  

 

Este templo asentado sobre una pirámide escalonada de ocho cuerpos con 16 metros de altura, debe su nombre a los tableros con inscripciones jeroglíficas (620 Glifos) que se hallan en el corredor de entrada, y que junto al resto de la construcción fue mandada erigir por el Rey Pacal (603-683 DC.), Rey Maya que gobernó durante el conocido como Período Clásico, al ascender al trono con la edad de 12 años y 125 días.

 

Es el único templo conocido de esta parte de América, en el que se ha encontrado en su interior una cripta con restos mortales, pues los mayas jamás levantaron templos en calidad de monumentos funerarios.

 

Templo de las Inscripciones sobre su pirámide escalonada. Originalmente el Templo estaba pintado de rojo, con algunos detalles en azul y amarillo.

 

Para llegar a la cripta, hay que descender por una escalera dividida en dos tramos a 1,50 metros bajo el nivel del suelo.

 

En el momento del descubrimiento fueron encontrados en los seis últimos escalones junto a una antecámara los restos de cinco hombres y una mujer, con extrañas deformaciones en el cráneo y mutilación dental, rodeados de ofrendas funerarias.

 

El mausoleo donde se encuentra el sarcófago real tiene unos 4 metros de ancho por 8 de largo y 6 de altura. El sarcófago alcanza las 20 toneladas de peso con 3 metros de largo por 2 de ancho sobre el que reposa la lápida, está unido mediante unos contrafuertes a los muros de la cripta.

 

Dado que el sarcófago y la lápida son monolíticos y mucho mayores que la puerta de acceso a la cámara funeraria, se cree que primero se construyó la tumba, para seguidamente realizar la pirámide y el templo.

 

La lápida del sarcófago, un gran monolito con unas dimensiones de 3,79 metros de largo por 2,20 metros de ancho y 25 centímetros de espesor, unas 5 toneladas aproximadamente, nos representa siempre según la versión de los autodenomidados expertos en la materia, el descenso del Rey en su recorrido por el inframundo, y la creencia Maya de la existencia de los tres mundos:

los cielos o el mundo de arriba, el mundo de los vivos en el nivel medio, y el mundo de los muertos o inframundo.

Sobre su superficie, diferentes arqueólogos han creído ver representaciones del Monstruo de la Tierra, un árbol sagrado Maya y hasta los cabellos estilizados del dios de la lluvia.

 

EL NIVEL DE LOS CIELOS O MUNDO DE ARRIBA: 

Es la parte superior de la lápida y se aprecia una criatura mitad serpiente y mitad pájaro sobre una cruz central. Esto representa el intermedio entre los cielos y la Tierra. Debajo de ella existen dos representaciones del Dios del Sol.

 

EL MUNDO DE LOS VIVOS: 

En la parte central hay un árbol sagrado con una serpiente de dos cabezas, de cuyas bocas salen el Dios Llamarada y el Dios Bufón. El Rey Pacal aparece sentado en su descenso hacia el inframundo.

 

EL INFRAMUNDO O MUNDO DE LOS MUERTOS: 

Sobre lo que se sienta el Rey Pacal es nada más y nada menos que el Monstruo de la Tierra, con su sombrero presidido por cuatro pétalos. La nariz del monstruo es la de un mono araña, que junto al signo KIN de su cabeza componen una clara referencia al Dios del Sol. Todo ello encaja en las fauces de dos serpientes descarnadas que sostienen la figura del Rey Pacal y la del Monstruo de la Tierra en su descenso al Mundo de los Muertos.

Pero en el año 1.966 los investigadores Guy Tarade y André Millou realizaron un artículo para la revista turinesa Clypeus en el que dieron la voz de alarma.

 

Ellos no veían monstruos, ni árboles, y ni el más mínimo pelo del cabello del Dios de la lluvia, por muy estilizado que estuviera. Tan sólo veían a un hombre manejando lo que parecía ser algún tipo de maquinaria moderna, inclinándose preferentemente por el diseño de un avión, cohete o nave espacial.

Adaptación de la posición y los elementos representados en la lápida. 

Pero a todo esto habría que añadir una incógnita más. Tanto las dataciones de los arqueólogos como los jeroglíficos descifrados por éstos, aseguran que el longevo Rey Maya hijo de la Reina ZAC KUC, falleció a los 80 años, después de 68 años de reinado. De ello cabría esperar haber encontrado unos restos óseos que encajasen con la descripción de un hombre anciano.

 

Por el contrario, los restos aparecidos en el sarcófago real tras el hallazgo del Dr. Alberto Ruz Lhuiller, corresponden anatómicamente a una persona de unos 40 ó 50 años de edad, además de tener una talla muy por encima de la media que alcanzan los Mayas, como han señalado distintos análisis llevados a cabo por diferentes antropólogos, resaltando todos ellos que, los restos del difunto Pacal, corresponden a un varón robusto y bien proporcionado. Desde luego nada que ver con un anciano Maya octogenario. 

La antigüedad de la tumba también podría ser cuestionada, pues en el momento de su apertura la cripta se encontraba cubierta de estalactitas y estalagmitas. El proceso de formación de estos elementos geológicos es extremadamente lento, apenas unos pocos milímetros cada 1.000 años, por lo que cuesta imaginar su presencia en una cripta con una supuesta antigüedad de 1.300 años aproximadamente.

 

Existen leyendas de origen Maya Quichés, que aseguran que Palenque fue construido por el mismísimo Votán, otro de los nombres recibidos por el míticoQuetzalcoatl. La semejanza del nombre de Votán, con el de Wotan, en la mitología germana es el Dios ODÍN, resulta, al menos, muy curiosa.

 

Recordemos que las tradiciones Mesoamericanas nos describen físicamente a Kukulkan, Quetzalcoatl o Votán como un hombre blanco con barbas, y de gran altura, una apariencia más propia de un Europeo del norte, que de un indígena Americano, y que procedía del otro lado del océano.

 

Justo al otro lado de ese mismo océano, el famoso navegante Erik el Rojo fue a buscar en sentido inverso el paraíso terrenal de Wotan o Odín, es decir, rumbo a América. 

No es difícil encontrar representaciones en Mesoamérica, que nos señalen una fuerte relación con el Astronauta de Palenque.

La tumba del rey Pakal

LA INTERPRETACIÓN COMO NAVE ESPACIAL

Muchos conocerían la lápida de Palenque a través de los libros de Erich von Däniken en donde se decía que era la representación maya de una nave espacial. Pero él no fue el primero en señalar esta tontería.

No estoy seguro si fue Alexander Kazantsev, en alguno de sus trabajos traducidos al francés y publicados en la revista Planete, por Louis Pauwels, o fueron los franceses Guy Tarade y André Millou los primeros en sugerir que el personaje de la lápida de Palenque se hallaba en el interior de una nave 

espacial que despegaba, mientras iba accionando diversos mandos de la misma.

En 1949 el arqueólogo Alberto Ruz de Lhuiller descubre en el Templo de las Inscripciones de Palenque, bajo una escalera de cuarenta y cinco escalones, la tumba de Pacal el Grande (K'inich Janaab Pakal).

En la parte inferior observó una zona rellena de piedras y cal, al limpiar el lugar encontró la espectacular cripta que contenía una gigantesca lápida tapando el sarcófago donde yacían los restos de Pacal.

En el relieve de la tapa labrada, se reproduce la figura de un hombre con atuendo maya.

El científico y novelista ruso Alexander Kazantev, asegura que se trata de una nave espacial, el hombre en posición reclinada, estaría sobre un asiento, con cinturón de seguridad y los pies apoyados en unos pedales, con controles al frente y una gran cantidad de tornillos, resortes, caños, tableros y palancas de mando; dibujó un cohete para mostrar las similitudes.

Los restos de Pacal diferirían de las características físicas del pueblo Maya. Los antiguos Mayas eran personas que medían alrededor de 1,50 metros, el misterio se incrementa al carecer de piedras preciosas incrustadas en los dientes, y su cráneo no estaba deformado; como era el protocolo del momento para semejante personaje.

La cantidad y calidad de las joyas encontradas daban una idea de la elevada alcurnia de quien allí yacía, manos delgadas, dedos alargados cubiertos de anillos. Los análisis realizados con carbono 14 sobre los restos óseos lo datan con una antigüedad de 2.000 años.

Erich von Däniken, lo describe como "ser que aparece sentado e inclinado sobre unos mandos (como un astronauta en su cabina de pilotaje). El extraño ser lleva en su cabeza un casco del que salen hacia atrás dos tubos flexibles. Frente a su nariz puede verse claramente un balón de oxígeno. Con ambas manos manipula el personaje algo parecido a unos mandos de control: la mano superior está abierta y en posición de hacer girar un botón como para sintonizar alguna cosan con precisión; en cuanto a la mano situada en el plano inferior, pueden apreciarse cuatro de los dedos con el meñique doblado ¿No es como si la figura estuviera manejando con esa mano una palanca al estilo del acelerador manual de nuestras motocicletas? Finalmente, el talón del pie izquierdo descansa sobre un pedal de varios niveles."

"...Lleva una indumentaria demasiado moderna: inmediatamente bajo su barbilla y bien visible en la parte del escote se distingue una prenda semejante a un pulóver de "cuello de cisne", que se ajusta completamente al torso y acaba en unos puños estriados... lleva también un ancho cinturón con hebilla de seguridad, un pantalón de mallas gruesas y otro interior muy ajustado, que le llega hasta los tobillos... ¡Ya tenemos al astronauta perfectamente vestido y equipado!"

"...Delante de la figura, sujeta a su asiento por cinturones de seguridad, vemos la instalación central para el suministro de oxígeno y de energía, así como el cuadro de comunicaciones... (En la proa) pueden distinguirse unos grandes electroimanes cuyo fin es crear un campo magnético en torno al casco de la astronave y protegerla así del choque con las partículas cósmicas..."

"Detrás del astronauta se observa una unidad de fusión nuclear... en el extremo posterior de la nave se haya incluso representado en forma estilizada la estela que dejan tras de sí los cohetes propulsores".

Para Charles Berlitz, el diseño era similar al de los cohetes de su tiempo y a la posición que en ellos adoptaban los astronautas.

Simbología clásica

Con las interpretaciones de Tatiana Proskouriakoff y Yuri Valentinovich Knórosov, de los símbolos mayas, se sabe que no sólo representan ideas, sino también hacen referencia a sílabas; así podemos determinar que en los bajorelieves no aparecen testimonios sobre visitantes o naves extraterrestres, la simbología expresa historias de dioses y hombres.

El Rey Pacal

Pacal nació el 6 de marzo del año 603 y murió el 30 de agosto del año 684, siendo el rey o señor de la ciudad de Palenque desde el 29 de Julio del año 615 hasta su muerte.

El reinado de Pacal, y de su hijo (K'inich Kan Balam, "Serpiente Jaguar orientado al Sol", que gobernó entre el 683 y el 702), representa el mejor momento de Palenque, habiéndose aliado ambos con otros señores de ciudades vecinas mediante matrimonios.

Fue el hijo de Pacal, el que hizo construir la mayoría de los templos, decorados con estucos, uno de los motivos de la gran fama de la ciudad mesoamericana, hizo aparecer a su padre en varios templos; el de las Inscripciones, con el sarcófago; el de la Cruz, el del Sol, en todos se observa el proceso de su divinización póstuma.

Lo que significa el bajorrelieve

Los gobernantes mayas no eran considerados, en vida, como dioses. Como mucho, según los textos, eran sagrados. La fusión de estos gobernantes (y de sus esposas) con los dioses tenía lugar tras la muerte de éstos, cuando muchos de ellos empezaban a ser venerados juntamente con los héroes ancestrales o fundadores de cada ciudad.

Es por ello que en el mundo maya empezaron a desarrollarse una serie de imágenes que representaban el paso del gobernante muerto a la divinidad, asumiendo, en dicho tránsito, los atributos de alguna deidad. En general los reyes masculinos se asociaban al dios Sol, y las femeninas a la diosa Luna.

Sin embargo, algunos de los miembros de esta clase gobernante también aparecían asociados al dios del Maíz. Este dios era un símbolo de la juventud y de la renovación vegetal, representado un ciclo de transformaciones que vinculaba a los gobernantes con los primeros seres humanos, quienes eran representados como una especie de pasta de maíz.

En esta losa de Palenque, se representaría a Pacal, sufriendo un proceso de transformación y emergiendo con los atributos del Dios del maíz o de plantas.

Es decir, hallamos presente en la losa, de forma normal, toda la simbología clásica de la muerte y resurrección según las creencias mayas.

El hecho de ir Pacal revestido con los atributos del Dios del Maíz, que también tiene un marcado simbolismo funerario en la cultura maya, y el estar todo enmarcado por el árbol de la vida, lo cual hace que no podamos dudar mucho de que, muy probablemente, esta es la hipótesis interpretativa más correcta.

Pacal, en su ascensión, escapa de un Demonio, en la parte inferior, que lo ha "devorado" ritualmente en el momento de su muerte.

Otros bajorrelieves mayas de la misma cronología y de la misma ciudad de Palenque, hallados en, por ejemplo, el Templo de la Cruz Enramada o en el de la Cruz, así como en otros, se ve la aparición de los mismos símbolos, pero sin la figura de Pacal por el medio (pero sí a un lado), advirtiéndose claramente el árbol de la vida en forma de cruz, el pájaro Quetzal arriba, la serpiente bicéfala, cabezas en forma de mazorcas de maíz en las ramas del árbol, así como un demonio en su base.

Conclusiones

Como parece, y como es razonable dado el lugar y la cronología de su ejecución, la lápida nos habla de un proceso de divinización de un máximo mandatario de una ciudad maya, en un proceso bien conocido en ésta y otras culturas, lo cual sirve como elemento legitimador de los gobernantes que lo suceden.

Los estudiosos de lo paranormal, para obtener la óptica que desean, cambian la manera de ver a este gobernante maya. La vista que ellos ofrecen permite fabular hipótesis no razonables, como hasta cierto punto, la vista de cualquier obra de arte.

Ello en sí no es malo. El cambiar el punto de vista puede dar a mejores observaciones y lecturas de la realidad. Sin embargo, el tratar con la losa aislada, descontextualizándola, sin buscar más evidencias que les apoyen y sin ver otros restos ni estudiar la cultura en la que la misma surge, si que demuestra el escaso interés por dar con la mejor respuesta posible.

La visión del conjunto en la forma correcta, y tras una investigación, posibilita el rechazar lo imposible para quedarse con lo probable, dentro de las abundantes dudas que la interpretación de una lápida siempre ofrece acerca de lo que significan sus símbolos.

UNA GALERIA DE FOTOS DE ZONAS ARQUEOLOGICAS EN DISTINTOS PAISES

La relación de los mayas con los sumerios.

Notese la extraña formas de sus cráneos de los anunnakis pertenecientes a la cultura sumeria y las extrañas relaciones de seres místicos como kukulcan quien es el que les da el conocimiento tanto matemático, místico, y astrología a los mayas quienes aparte de modificar sus craneos orpimiendolos con tablas adquirieron un sin fin de conocimientos ancestrales que aun algunos se desconocen, pero para ejemplo encontramos la enigmática pirámide de kukulcan, hay mucho misterio entre los dioses serpientes en todas las culturas y podemos apreciarlas partiendo de los mayas y los sumerios.


Los sumerios figuran como la primera gran civilización de la Historia que nació hace 6.000 años en Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Eufrates. Fueron los primeros en desarrollar la escritura (al menos de la que hemos descubierto hasta el momento), observaron minuciosamente los cielos e interpretaron las constelaciones que conocemos hoy día, construyeron templos comparables a los egipcios en una tierra dónde no abundaban ni los metales ni las piedras, sino que era más bien un terreno agreste. 

¿Cómo fue posible un conocimiento tan evolucionado en una cultura que apenas se estaba desarrollando? ¿Cuáles son los orígenes de los sumerios?

 


Antes de exponer ciertas teorías, vamos a echar un ojo a uno de sus conocimientos más desconcertantes: la astrología. Los sumerios, al igual que los mayas y los egipcios, eran grandes observadores de los astros. Con complicados cálculos matemáticos, definieron el movimiento de los planetas y las estrellas, determinando así el futuro, y pronosticando acontecimientos que aún estaban por venir.

Según sus conocimientos, los planetas correspondían a seres divinos como Júpiter o Venus, y en ningún caso se llegó a pensar que estos eruditos pudieran postular que todos los astros que podían alcanzar a ver giraban alrededor del Sol. En base a sus creencias, la Tierra permanecía estática, mientras el resto de cuerpos celestes giraban a su alrededor.

Pues bien, cuál fue la sorpresa de estos ingenuos arqueólogos e investigadores, cuando se toparon con una tablilla, dónde se puede ver una imagen de lo que parece ser el sistema solar. Un astro rey, con otros cuerpos celestes a su alrededor, que parecen coincidir en proporción con los planetas de nuestro sistema, al igual que su posicionamiento respecto al Sol.

 

Lo curioso de todo esto es que los sumeros no disponían de tecnología suficiente como para poder observar planetas más allá de lo que podían ver sus propios ojos. Entonces, ¿cómo se explica que plasmaran en una imagen planetas que no podemos ver sin un telescopio, tales como Urano, Plutón y Neptuno? 


1. Representación del sistema solar de la tablilla de arriba. 2. Sistema solar. 3. Círculos en las cosechas dónde sale representado el sistema solar.

También cabe destacar que los sumerios dejaron miles de tablillas de arcilla donde explicaron la historia de su civilización. Estas tablillas han sido traducidas en más de una ocasión, y la última y más controvertida ha sido la de Zecharia Sitchin, quien afirma que los propios sumerios dejaron registrados los orígenes de la creación de la humanidad, responsables de los cuales serían seres extraterrestres, con la ayuda de la ingeniería genética.

También menciona un planeta llamado Nibiru que se aproxima a nuestro sistema solar cada 3.600 años. De este planeta proceden los Annunaki, unos seres considerados Dioses para los propios sumerios, quienes crearon la raza humana para esclavizarla. Los Annunaki se encuentran en algunas representaciones, descritos como seres reptilianos. La cúspide de la jerarquía social estaba formada por seres mitad hombre, mitad dragón.

Esta historia que segun Sitchin nos cuentan los sumerios parece sacada de alguna novela de ficción, y alejada completamente de lo que ahora concebimos como realidad. Pero porque no podría ser cierta...

El Misterio de Kukulcan Dios Serpiente Maya.

En el mundo antiguo existen muchos misterios, pero ningunos tan incomprensibles como los que se han encontrado en la cultura Maya. Desde sus principios hasta su misteriosa desaparición, los Mayas nos han desconcertado a todos. Uno de esos misterios que atrae a muchos, sin duda alguna, es  actualmente una de sus figuras, la cual se encuentra en toda la religion Maya, el dios serpiente Kukulcán.

 

Kukulcán es uno de los tres dioses que se cree que han creado la Tierra. Él es una serpierte en su forma natural, y fue el responsable de la enseñanza de los Mayas, como la agricultura, la medicina y como manejar una civilización. Después de un breve período de estar en la tierra, Kukulcán regresó al mar prometiendo a los Mayas que volvería en un futuro. Los Mayas percibieron a los Europeos como la segunda venida de su dios Kukulcán, esto creo confianza entre las dos culturas, y eventualmente la derrota de la Cultura Maya.

La pregunta desconcertante es, ¿por qué los Mayas creyeron que los Europeos eran sus dioses? ¿A caso ellos tenían alguna característica parecida a su dios Kukulcán, y por eso los asociaron con el? La respuesta es ¡sí!

 

Kukulcán tenía una forma humana, así como su forma de serpiente emplumada. Kukulcán podía transformarse en un hombre de alrededor de unos 6 pies de alto, cabello largo y blanco, pero lo más interesante es que el era un hombre de raza caucásica, con piel de color clara. Hemos encontrado en escritos y esculturas de los Mayas lo que es pensado ser Kukulcán, y ellos lo representan  como una figura tipo Europea, totalmente diferente a cómo los Mayas físicamente lucían.

Los Mayas eran de piel oscura, tipo latina, normalmente no muy altos, y de ojos color cafe. Sin embargo, Kukulcán en su forma humana era completamente lo contrario, teniendo cabello blanco o platino, piel clara, ojos azules y alto. Científicos y escolares se han preguntado cual pudo haber sido el caso. ¿Por qué una civilización tendría a una figura divina, un dios que no es parecido fisicamente nada a ellos? ¿Por qué el parecido a las personas que se encuentran en la civilización Occidental?

Una teoría implica a la ciudad perdida de la Atlántida!

Que a su vez se relaciona con la mitología griega y la epopeya de gilgamesh de los summerios, ¿coinsidencia? prosigamos:

 

Algunos podrían pensar que la Atlántida, al hundirse, asi como lo describe Platón, algunos de sus habitantes debieron haber sobrevivido. Un hombre, Kukulcán, pudo haber tomado su ruta a Mesoamérica, y haberles enseñado a los Mayas los secretos de su ciudad perdida. Esto encaja perfectamente en el perfil de lo que Kukulcán pudo ser, viniendo del mar, parecido Europeo, y sus enseñanzas en el gobierno, medicina, y la agricultura, todo esto encaja en la idea de que Kukulcán pudo haber llegado de la antigua Atlántida. Asi ambién, al momento de su partida, este misterioso hombre pudo haber viajado por todo México y haber encontrado a la civilización Azteca.

 

Los Aztecas, adoraban a un dios muy similar Quetzalcóatl, el cuál perfectamente coincide con la descripción de Kukulcán. Las enseñanzas de Quetzalcóatl fueron las mismas, y de la misma forma los Aztecas aceptaron a los conquistadores Españoles cuando llegaron a Mesoamérica como sus dioses. Esto nos conduce a la idea que Quetzalcóatl y Kukulcán eran la misma deidad, o hombre, a como puede ser el caso.

 

Tanto la civilización Maya como la Azteca, siguen estando por descubrirse, y muchos misterios las envuelven, pero, aún así, la leyenda de Kukulcán, sus numerosos templos y estatuas no dejan de asombrar a los científicos, y lo seguirá haciendo en los siglos venideros.

El Misterio de la piramide de kukulcan

 

Pirámide de Kukulkán

La Pirámide de Kukulkán se ubica en el sitio arqueológico de Chichén Itzá, que fue una ciudad maya que se cree construida en los años 500 A.C., es un sitio arqueológico impresionante y el total del complejo  actual consta de mas de 15 enormes edificios  y un cenote sagrado.

El legado maya es una de las joyas de México, un país alucinante, para mi uno de los mejores destinos turísticos del mundo, pues tiene todo, arqueología, historia, playas en el Pacifico para surfear hasta el aburrimiento, playas en el Caribe para relajarse, una gastronomía estupenda y Mexicanos (hospitalarios y entrañables por donde se los mire).

  

¿Que mas se puede pedir?  Misterio y "fenómenos únicos" ... pues eso también lo tiene y la misteriosa desaparición de los Mayas (al igual que los Rapa Nuis) es para mi un tema fascinante y en cuanto a "fenómenos únicos, casi mágicos"  México es uno de los pocos destinos del mundo que puede ofrecer algo tan espectacular como lo que ocurre en la Pirámide de Kukulkán ... el descenso de la serpiente emplumada durante los equinoccios.

¿Cuando desciende la Serpiente Emplumada por la Pirámide de Kukulkán? 

Los días de equinoccio que suelen ser el 21 de marzo y el 22 de septiembre, en la Piramide de Kukulkán se produce un fenómeno único algunas horas antes del anochecer, mas alucinante aun de lo que ocurre en Stonehenge.

La magia de Kukulkán es sel descenso de la serpiente emplumada,  los mayas consiguieron que en la Pirámide de Kukulkán, se produzca durante los equinoccios un "juego" de luces y sombras,  para representar el cuerpo de la sagrada serpiente bajando desde la cima hasta la base de la pirámide.

 

Si bien nosotros podemos apreciar el fenómeno de luz y sombra dos días al año, dicen que los mayas construyeron en la Pirámide de Kukulkán un calendario enorme que señalaba también el paso de los días.

No soy arquitecto, pero conseguir que durante estos dos días suceda este juego de luz y sombra sin duda alguna demuestra que eran una civilización impresionante, de una sabiduría inmensa y con profundos conocimientos de matemáticas, geometría y astronomía.

Los dioses serpientes de todas las cuturas.

LAS EPOPEYA  DE GILGAMESH

Hace cinco mil años, un rey llamado Gilgamesh gobernó la ciudad mesopotámica de Uruk. Pronto se convirtió en héroe y dios, y sus gestas lo hicieron protagonista de la primera epopeya de la historia, centrada en su desesperada búsqueda de la inmortalidad. En ella aparece, por primera vez, el tema del diluvio universal.

Hace casi cinco mil años, un hombre gobernó Uruk: Gilgamesh. Prontó entró en la leyenda, convertido en protagonista de la primera epopeya de la historia, un dramático relato sobre la búsqueda de la inmortalidad. «Aquel que todo lo ha visto, que ha experimentado todas las emociones, del júbilo a la desesperación, ha recibido la merced de ver dentro del gran misterio, de los lugares secretos, de los días primeros antes del Diluvio. Ha viajado a los confines del mundo y ha regresado, exhausto pero entero. Ha grabado sus hazañas en estelas de piedra, ha vuelto a erigir el sagrado templo de Eanna y las gruesas murallas de Uruk, ciudad con la que ninguna otra puede compararse».

El escriba Sin-leqi-unnini («Dios Sin, acepta mi plegaria») acaba de trazar estas palabras en lengua acadia sobre una tablilla de barro fresco. Ahora cierra los ojos, como para ver mejor la espléndida Uruky a ese poderoso héroe que ha viajado hasta los lugares más remotos y cuyas aventuras se dispone a narrar. Sin-leqi-unninievoca las portentosas murallas de la ciudad y, dirigiéndose al lector, se aplica otra vez a escribir: «Mira cómo sus baluartes brillan como cobre al sol. Busca su piedra angular y, debajo de ella, el cofre de cobre que indica su nombre. Ábrelo. Levanta su tapa. Saca de él la tablilla de lapislázuli. Lee cómo Gilgamesh todo lo sufrió y todo lo 

Así empieza la primera epopeya de la historia: el Poema de Gilgamesh. Sin-leqi-unnini quizás escribe hacia 1400 a.C. Pero no es el creador de la obra, aunque su mano le da forma definitiva. El relato que pone por escrito se hunde en la noche de los tiempos, más de mil años atrás. Hace aproximadamente unos seis milenios, en lo que hoy es Irak, se extendía la fértil llanura mesopotámica, atravesada por los ríos Éufrates y Tigris. En el sur de esa llanura, en el país de Sumer, se levantaba la imponente Uruk (la actual Warka), cuna de su todopoderoso rey Gilgamesh. Por sus hechos y su fama, este personaje pasó muy pronto a lacategoría de mito, convertido en protagonista de un ciclo de poemas sumerios que cristalizaron en la magna composición que lleva su nombre. Sabemos que hacia 2700 a.C. existió un personaje, llamado Bilgames -luego escrito Gilgamesh-, que los más antiguos textos en escritura cuneiforme sitúan en Kullab, un barrio de Uruk, en calidad de sacerdote-rey. Gilgamesh también aparece en un famoso documento, la Lista real sumeria (redactada hacia 1950 a.C.), que atribuye la fundación de esta ciudad, emplazada en la orilla izquierda del Éufrates, al rey Enmerkar.

De acuerdo con la Lista, Gilgamesh perteneció a la dinastía I de Uruk: fue su quinto soberano, reinó 126 años y le sucedió su hijo Ur-lugal. A Gilgamesh se le atribuía la construcción de las poderosas murallas de la ciudad, según menciona una inscripción del rey Anam de Uruk, datada hacia 1825 a.C., y según recuerda también el Poema. Dichas murallas eran de estructura doble: una exterior, de la que tan sólo restan trazas en el suelo, y otra interior, de unos 9,5 kilómetros de longitud y cinco metros de espesor, reforzada con más de 900 torres semicirculares. Sin-leqi-unnini organizó el Poema en once cantos o tablillas. Este genial sacerdote, exorcista y escriba enriqueció el poema con otra narración sumeria que se ha hecho famosa: el relato del Diluvio. Por fin, los escribas asirios del tiempo del rey Assurbanipal, en el siglo VII a.C., dieron al texto su forma canónica, añadiéndole la tablilla que hoy es la última. Esta versión fue archivada en la biblioteca del palacio del rey, en Nínive, descubierta en 1853 y cuyos materiales fueron enviados a Londres. Allí, en 1872, el joven investigador George Smith logró traducir las tablillas y fragmentos del Poema de Gilgamesh.

A lo largo de las doce tablillas del Poema se perfila a Gilgamesh como un héroe mítico, de 5,60 metros de altura -el doble que el bíblico gigante Goliat-, compuesto en sus dos terceras partes de esencia divina,puesto que era hijo de Lugalbanda y de la diosa Ninsun, y que habla y se mueve entre los dioses como uno más de ellos. Dos serán las premisas de su actuación: la búsqueda de la gloria, que intentará alcanzar junto a su amigo Enkidu (episodios narrados en las seis primeras tablillas), y, sobre todo, la búsqueda de la inmortalidad, que tiene lugar en un contexto narrativo sombrío, caracterizado por la soledad y el temor a la muerte (de la tabilla séptima a la decimoprimera). A todo ello se añadió la doceava y última tablilla referida al Más Allá, sin conexión con el relato anterior, pero que permite a Gilgamesh ver el mundo que le espera tras su muerte.

GILGAMESH

Gilgamesh 

 

Quiero dar a conocer a aquel que todo lo ha visto, a aquel que ha conocido lo profundo, que ha sabido todas las cosas, que ha examinado, en su totalidad, todos los misterios. A Gilgamesh, dotado de sabiduría, que lo ha conocido todo, que ha descubierto los secretos, que ha visto los misterios y que nos ha transmitido noticias anteriores al Diluvio.» El Poema de Gilgamesh constituye, tanto por su cronología como por su contenido argumental y fuerza poética, la primera de las grandes epopeyas literarias de la humanidad. En torno al sumerio Gilgamesh, rey de Uruk, que vivió hacia el año 2650 antes de Cristo, se fue forjando un conjunto de poemas míticos que, por su indudable interés, muy pronto se fijaron por escrito en tablillas de barro para terminar por conjuntarse en un todo argumental. A partir del siglo VII antes de nuestra era, la sombra de los siglos, al tiempo que cubría las ciudades de la antigua Mesopotamia, también lo hacía con el Poema de Gilgamesh, epopeya que permanecía muda hasta finales del siglo XIX (1872), fecha en que George Smith lograba, con un desciframiento, rescatar tal obra maestra y devolverla a la Historia de la Literatura. El Poema, estructurado en doce tablillas, cuestiona los grandes interrogantes que siempre han preocupado al hombre: significado de la vida, problema de la muerte, planteamiento de la inmortalidad y resignación ante el destino. 

Si bien pueden desprenderse ciertas notas pesimistas, la filosofía última del Poema transmite un mensaje esperanzador: la posibilidad que tiene todo hombre de alcanzar un nombre imperecedero. 

 

 

 

La epopeya de Gilgamesh

 

Recientemente se hizo un sensacional hallazgo en la colina de Kuyunjik, Irak, en donde estuvo ubicada  Nínive, una de las ciudades míticas de Mesopotamia.  Consistía en una  heroica epopeya grabada en doce tablillas de arcilla y  que pertenecían a la biblioteca de rey asirio Ashurbanipal.  La epopeya fue escrita en acadio; más tarde se encontró una segunda copia de la época del Rey Hammurabi.

 

 

 

 

 

Es un hecho que la versión original de la epopeya de Gilgamesh tiene su origen en los sumerios, ese pueblo misterioso que dejó asombrosos números de quince dígitos y una astronomía muy avanzada. También está claro que el hilo principal de la epopeya de Gilgamesh corre paralelo al libro bíblico del Génesis. 

La primera tablilla de arcilla de los hallazgos de Kuyunjik relata que el héroe victorioso Gilgamesh construyó una muralla alrededor de Uruk. Leemos que el “dios del cielo” vivió en una majestuosa casa que contenía graneros y que los guardias se colocaron en la muralla. Leemos que Gilgamesh era una mezcla de “dios” y hombre – dos tercios dios y un tercio hombre. Los peregrinos que llegaban a Uzuk lo miraban con temor. 

 

 

En otras palabras, el comienzo de la narrativa contiene la idea de mezcla entre “dioses” y hombres nuevamente. La segunda tablilla nos cuenta que otra figura, Enkidu, fue creado por la diosa del cielo, Aruru. Erkidu es descripto con gran detalle. Todo su cuerpo estaba cubierto de pelo; usaba pieles, comía pasto de los campos y bebía en las mismas aguadas que los rebaños. También retozaba en las cataratas (¿????). 

Cuando Gilgamesh, el rey de la ciudad de Uruk, oyó sobre esta poco atractiva criatura, sugirió que le dieran una hermosa mujer para que se separara de los rebaños. Enkidu, inocente personaje, cayó en la trampa del rey y pasó seis días y seis noches con una beldad semi-divina. Esta real complacencia nos hace pensar que la idea de mezcla de razas entre un semidiós y un medio animal no era considerado tan anormal en esta época. 

 

 

La tercera tablilla sigue contando como una nube de tierra vino de la distancia. Los cielos rugieron, la tierra se estremeció y finalmente el “dios sol” salió y tomó a Enkidu con poderosas alas y garras (¿????). Leemos con asombro que cayó como plomo en el cuerpo de Enkidu y que su peso le pareció como el de una roca.  Incluso si le reconocemos a los antiguos cuentistas una fértil imaginación y descontamos las adiciones hechas por traductores y copistas, lo increíble sigue estando en ¿cómo pudo saber el antiguo cronista que el peso de un cuerpo se convierte en pesado como plomo a cierta aceleración? Hoy en día sabemos todo sobre las fuerzas de gravedad y aceleración. Cuando un astronauta es empujado hacia atrás por una fuerza de varios G en el despegue, ha sido calculado de antemano. ¿Pero cómo se le ocurrió la idea al antiguo cronista?  

 

 

La quinta tablilla narra cómo Gilgamesh y Enkidu salieron a visitar juntos la morada de los “dioses”. La torre en que los dioses vivían podía ser vista centelleando a la distancia mucho antes de llegar a ella. Las flechas y misiles que los viajeros enviaron a los guardias rebotaron sin hacerles daño. Y cuando llegaron al recinto de los “dioses” una voz les rugió:” ¡Dénse la vuelta! Ningún mortal viene a la montaña sagrada donde los dioses habitan; el que mira a los dioses a la cara debe morir“. “No puedes ver mi cara, porque ningún hombre podrá verme y vivir“. Otro ejemplo de la privacidad extrema que practicaban los “dioses”.  

 

 

En la séptima tablilla está el primer relato de un testigo de un viaje espacial efectuado por Enkidu. Voló por cuatro horas agarrado en los talones de bronce de un águila. Así es como la historia lo relata, literalmente: “Me dijo: ‘Mira hacia abajo a la tierra. ¿A qué se parece? Mira al mar. ¿Qué te parece?’ Y la tierra era como una montaña y el mar era como un lago. Y nuevamente voló por cuatro horas y me dijo: ”Mira hacia abajo a la tierra. ¿A qué se parece? Mira al mar. ¿Qué te parece?’ Y la tierra era como un jardín y el mar era como la cañada de un jardinero. Y voló más arriba aún otras cuatro horas y dijo:”Mira hacia abajo a la tierra. ¿A qué se parece? Mira al mar. ¿Qué te parece?’ Y la tierra era como migas y el mar era como un canal de agua.” 

En este caso, alguna criatura viviente debe haber visto la tierra desde una gran altura, ya que la descripción es demasiado acertada para ser el producto de simple imaginación. ¿Quién podría decir que la tierra parecía de migas y el mar como un canal de agua si no tuviera algún concepto de cómo se ve la tierra desde las alturas? Porque la tierra realmente se ve como un rompecabezas de migas y canales de agua desde una gran altura. Cuando la misma tablilla nos cuenta que una puerta habló como una persona viviente, sin duda identificamos el fenómeno con un tipo de altavoz. 

 

 

Y en la octava tablilla el mismo Enkidu, que debe haber visto la tierra desde una considerable altura, muere de una enfermedad misteriosa, tan misteriosa que Gilgamesh pregunta si no se le habrá transmitido por el aliento venenoso de un pecho celestial. ¿Pero de dónde sacó Gilgamesh la idea de que el aliento venenosos de un pecho celestial podía causar una enfermedad incurable y fatal? 

La novena tablilla describe cómo Gilgamesh llora la muerte de su amigo Enkidu y decide emprender un largo viaje hasta los dioses, porque está obsesionado con la idea de que puede morir de la misma enfermedad que Enkidu. La narrativa dice que Gilgamesh llegó a dos montañas que sostenían los cielos y que estas dos montañas enmarcaban el portón del sol. En el portón del sol encontró dos gigantes, y después de una larga discusión lo dejaron pasar porque era dos tercios de dios él mismo. 

 

 

Finalmente Gilgamesh encontró el jardín de los dioses, más allá del cual se extendía el mar sin fin. Mientras Gilgamesh estaba en camino, los dioses le advirtieron dos veces: “Gilgamesh, ¿por qué te apuras? No encontrarás la vida que buscas. Cuando los dioses crearon al hombre, lo destinaron a la muerte, pero retuvieron la vida para ellos.” 

Gilgamesh no escuchó advertencias; quería llegar a Utnapishtim, el padre de los hombres, sin importar los peligros. Pero Utnaposhtim vivía en el lado opuesto del gran mar; ningún camino llevaba a él, ningún barco navegaba por allí excepto el del dios sol. Sorteando todo tipo de peligros, Gilgamesh cruzó el mar. Y sigue su encuentro con Utnapishtim, que es descrito en la decimoprimera tablilla. 

 

 

Gilgamesh encontró la figura del padre de los hombres ni más grande ni más ancha que la suya. Y dijo que se parecían como padre e hijo. Entonces Utnapishtim le cuenta a Gilgamesh sobre su pasado, extrañamente en primera persona. Para nuestra sorpresa, tenemos una descripción detallada del diluvio. Recuerda que los “dioses” le avisaron del diluvio que vendría y le dieron la tarea de construir un barco en el cual albergar mujeres y niños, sus parientes y artesanos de todo tipo. 

La descripción de la violenta tormenta, la oscuridad, la marea creciente, y la desesperación de la gente que no pudo llevar con él, tiene una tremenda fuerza narrativa incluso hoy en día. También escuchamos – tal como el cuento de Noe en la Biblia – la historia del cuervo y la paloma que fueron liberados y cómo finalmente las aguas descendieron y el barco encalló en una montaña. 

 

El paralelo entre la historia del Diluvio en la epopeya de Gilgamesh y la Biblia es evidente y no hay un sólo erudito que lo niegue. Lo fascinante de este paralelismo es que tenemos diferentes presagios y diferentes “dioses” en cada caso. Si la historia del Diluvio de la Biblia es de segunda mano, la forma de primera persona de la narrativa de Utnapishtim muestra que un sobreviviente, un testigo ocular, habla en la epopeya de Gilgamesh. 

Ha sido claramente probado que un diluvio catastrófico tuvo realmente lugar en el Próximo Oriente hace unos miles de años. Los textos cuneiformes de la antigua Babilonia indican en forma precisa dónde deben estar los restos del barco. En  la ladera sur del Monte Ararat los investigadores encontraron tres piezas de madera que posiblemente indican el lugar donde el arca encalló. Incidentalmente, la posibilidad de encontrar los restos de un barco construido principalmente en madera, que sobrevivió una inundación hace más de 6.000 años, son muy remotas. 

 

Además de ser un reporte de primera mano, la epopeya de Gilgamesh también contiene descripciones de cosas extraordinarias, que no podrían haber sido hechas por ninguna inteligencia viviente en el tiempo en que las tablillas fueron escritas, por más que hayan sido alteradas por los traductores y copistas que han interpretado la epopeya. Porque hay datos subyacentes entre las descripciones que deben haber sido conocidas por el autor de la epopeya de Gilgamesh.  Y podemos descubrirlas si lo miramos a la luz de nuestro presente conocimiento. 

 Tal vez haciendo algunas nuevas preguntas echemos algo de luz en la oscuridad. ¿Es posible que la epopeya de Gilgamesh no se haya originado en el antiguo Oriente sino en la región de Tiahuanaco? ¿Es concebible que los descendientes de Gilgamesh vinieran de Sudamérica y trajeran la epopeya con ellos? Una respuesta afirmativa por lo menos explicaría la mención a la Puerta del Sol, la travesía por el mar y al mismo tiempo la aparición repentina de la civilización sumeria, porque como es bien sabido, todas las creaciones de Babilonia tienen su origen en los sumerios. 

 

Sin duda, la avanzada cultura egipcia de los faraones poseía bibliotecas en las que viejos secretos fueron guardados y enseñados. Como se sabe, Moisés se crió en la corte egipcia y ciertamente tuvo acceso a la gran biblioteca. Moisés era un hombre educado y receptivo; incluso se piensa que escribió cinco de sus libros él mismo, aunque es todavía un enigma en qué idioma los pudo escribir. 

 Si trabajamos en la hipótesis de que la epopeya de Gilgamesh llegó a Egipto a partir de los sumerios y por vía de los asirios y babilonios, y que el joven Moisés lo encontró allí y adaptó para sus propios fines, entonces la historia sumeria del Diluvio y no la de la Biblia, sería la genuina. ¿No nos debemos hacer esta pregunta? 

Muchas oportunidades de investigación en el antiguo Oriente sin duda zozobraron en la inviolabilidad y santidad de la Biblia. La gente no se animó a hacer preguntas y establecer sus dudas en voz alta frente a este tabú. Incluso los eruditos del siglo XIX y XX, tan iluminados, estuvieron atrapados en las redes mentales de errores de miles de años, porque de otro modo inevitablemente se habría llegado a cuestionar las historias bíblicas. Pero incluso cristianos muy religiosos deben aceptar que muchos eventos descritos en el Antiguo Testamento no pueden reconciliarse con el carácter de un Dios grande, bueno y omnipresente. 

El hombre que quiera preservar los dogmas religiosos de la Biblia intactos debe estar interesado en clarificar quién educó a los hombres de la antigüedad, quién les dio las primeras reglas de vida en comunidad, quién les entregó las primeras reglas de higiene, y quién aniquiló las  razas malditas. 

En vista de la inevitable confrontación con el futuro, ¿no sería más inteligente usar ideas imaginativas al observar nuestro pasado?  Pero sigamos construyendo nuestra hipótesis del pasado de la humanidad. Esta es la imagen hasta ahora: Hace una indefinible cantidad de años una nave espacial desconocida descubrió nuestro planeta. La tripulación de la nave descubrió pronto que la tierra tenía todos los requisitos para el desarrollo de la vida inteligente. Obviamente, el “hombre” de esa época no era el homo sapiens, sino algo bastante diferente. Los hombres del espacio fertilizaron artificialmente algunas hembras de esta especie, las pusieron a dormir profundamente, según dicen antiguas leyendas, y partieron. 

Miles de años después los viajeros espaciales volvieron y encontraron especímenes desparramados del homo sapiens. Repitieron su experimento de apareamiento varias veces hasta que produjeron una criatura suficientemente inteligente como para aprender las reglas de la sociedad. La gente de esa época era todavía bárbara. Como había peligros que podrían hacer retroceder a la nueva raza, los viajeros del espacio destruyeron los especímenes no exitosos o se llevaron a los homo sapiens para establecerlos en otros continentes. 

 

 

Las primeras comunidades y las primeras habilidades comenzaron a existir; pinturas rupestres, alfarería y primeros intentos de arquitectura. Los primeros hombres tenían un gran respeto por los viajeros del espacio. Porque vinieron de un lugar absolutamente desconocido y volvieron después allí. Fueron los “dioses” para ellos. 

Por alguna misteriosa razón, los “dioses” estaban interesados en pasarles su inteligencia. Cuidaron las criaturas que crearon; querían protegerlas de la corrupción y preservarlas del mal. Querían asegurarse que su comunidad se desarrollara adecuadamente. Sacaron del medio a los que no seguían los patrones de comportamiento establecidos  y trataron que los que quedaron recibieran los requerimientos básicos para una sociedad capaz de desarrollarse. 

Incluso si los hechos del Antiguo Testamento pudieran ser probados arqueológicamente en Mesopotamia, esos hechos verificados no serían prueba de la religión que les concierne. Si las antiguas ciudades, villas, e inscripciones son encontradas en una región en particular, se demuestra que la historia de los pueblos que vivieron allí es un hecho real. Pero no se puede probar que el dios de ese pueblo era el único dios (y no un viajero espacial). ¿Se le ocurriría a un solo cristiano reconocer que el dios de los pre-Incas es el genuino dios como resultado de las excavaciones en Perú? 

Supongamos que la civilización actual es enteramente destruida por una guerra atómica. Cinco mil años más tarde, los arqueólogos encuentran fragmentos de la estatua de la Libertad de Nueva York. De acuerdo a nuestra forma actual de pensar, dirían que se encontraron con una divinidad desconocida, probablemente un dios del fuego (por la antorcha) o un dios del sol (por los rayos alrededor de su cabeza). Nunca se animarían a decir que era un artefacto simple, una estatua de la libertad. Después de todo, la idea de aterrizar en la luna era absurda hace pocos años.

EL DILUVIO

La historia del Diluvio Universal y Noe y su Arca que leemos en la Biblia, primer testameLa histonto e incluso en caricaturas, acá tratare de figurar solo algunas de mas de 2.500 versiones que circulan con respecto al tema. Gracias entonces, por molestarte en visitar este Post. 

 

Ziusudra

  

 

 

  

Cuenta el mito que tiempo después de la creación del mundo, y de los “cabezas negras” (los sumerios, para entendernos), estos se habían reproducido tanto y provocaban tal ruido en su actividad cotidiana que Enlil, dios supremo y señor de la tierra, no podía soportarlo más.

  

 Por ello, y en vista del insomnio permanente al que se veía sometido a causa de los humanos, decidió reunir en consejo al resto de sus colegas: Anu, dios del cielo, Enki, dios de la sabiduría, el agua y la fertilidad y Nintur, diosa madre de la tierra y de la fertilidad. Ellos acordaron, por unanimidad, ponernos fecha de caducidad mediante un método bastante drástico: el consabido Diluvio Universal.

 

 

Es menester indicar que Nintur lloró amargamente tal decisión y otros dioses menores como Inanna, entonaron triste lamento por nuestra aciaga suerte. 

Pero hete aquí que no todos los dioses, pese a haber sellado el funesto acuerdo, pensaban del mismo modo: el astuto Enki urdió una plan para salvarnos. 

Por aquel entonces, reinaba sobre los sumerios un tal Ziusudra, rey piadoso, siempre displicente con los dioses y atento a cualquier revelación transmitida por ellos a través de los sueños y encantamientos. Y así es como Enki le reveló la decisión tomada por los dioses: desencadenar un diluvio universal con objeto de destruir la semilla del género humano. 

Enki dio instrucciones precisas a Ziusudra para que construyese un navío con el que salvar la vida y, por tanto, la simiente de la humanidad, y le puso al tanto de las señales que recibiría para conocer, a su debido tiempo, cuando poner pies en polvorosa. 

“Todas las tempestades, de una violencia extraordinaria, se desencadenaron al mismo tiempo.” El diluvio duró siete días y siete noches, durante los cuales, la tierra quedó completamente sumergida, mientras el navío de Ziusudra a duras penas se mantenía a flote y nuestro adalid apenas podía retener unas pocas horas los alimentos ingeridos. 

 

Al octavo día, Utu, el dios del Sol, reapareció para mayor regocijo de nuestro Noe sumerio, que no dudo un instante en prosternarse y sacrificar en su honor a un pobre buey y a un inocente carnero (aunque las malas lenguas comentan que sacrificó tantos bueyes y carneros que casi los extingue) y volvió a humillarse ante Anu y Enlil que, sabiéndose engañados y a pesar del enfado inicial y los oportunos reproches a Enki, decidieron cuidar de él y deificarlo, otorgándole un lugar entre ellos, para que tuviese una vida regalada. 

Mientras Ziusudra disfrutaba de su retiro dorado, como corresponde al salvador de la humanidad, Anu y Enlil se afanaron en reconstruir lo que con tanta facilidad habían arrasado. 

Este hermoso mito sumerio (que un servidor ha destrozado con sus manazas de bruto), como tantos otros, llegó a los acadios y posteriormente a los hebreos. No deben sorprendernos, pues, las semejanzas con otro mito que todos conocemos y cuyo protagonista es un tal Noe, que son muchas más de las que muestra este artículo. De hecho el equivalente acadio, ya contiene todos los ingredientes necesarios para un diluvio como Dios manda. No en vano, los sumerios ejercieron una enorme influencia sobre los pueblos Mesopotámicos, tal y como la antigua Roma lo ha hecho sobre nosotros. 

 

¿Pudo este mito basarse en una gran inundación local? Es muy probable. De hecho es muchísimo más plausible una gran inundación en la región en que se encuentran los ríos Tigris y Éufrates, donde las riadas devastadoras, las crecidas, así como las inundaciones, eran habituales, que una inundación a escala planetaria, algo que como poco se puede calificar de bastante dudoso y de lo que no hay prueba científica alguna. Una gran inundación, datada posiblemente entre el 4.800 y el 3.500 a.C. (según fuentes) pudo ser un evento de tal magnitud, que quedó grabado en la memoria colectiva de toda la región de Mesopotamia y llegar hasta nuestros días. 

MITOLOGIA CHINA 

 

 

En mitos tardíos, el papel de Nü Wa se modifico para dar cabida a una contribución masculina en el origen de los humanos. Según una leyenda de la mitología de los pueblos yao y miao, al sur de china, Nü Wa y Fu Xi, a los que se menciona como hermano y hermana de Fu Xi, eran hijos de unos campesinos que engendraron una nueva raza de humanos. 

Un día de tormenta, el Trueno descendió a la Tierra disfrazado de dragón, pero cayo en manos de un campesino con un hijo y una hija, quien lo metió en una caja. Dado que las cosechas se habían echado a perder, el campesino decidio recurrir al dragón para alimentarse el y sus hijos. En eso tubo que ir al mercado, pero antes de partir les dijo a sus hijos que estarían a salvo siempre y cuando no diesen de beber al dragón. Tan pronto como se hubiese ido, la niña se compadeció de los lamentos del Trueno y accedió finalmente a darle un poco de agua. Acto seguido, el Trueno, pletórico de dicha, hizo reventar la caja con un terrible estruendo. 

Una vez liberado, el Trueno entrego a los niños un colmillo de su boca y les dijo que lo enterraran y cultivaran la planta que brotaran al poco. Cuando el campesino regreso y vio lo que había sucedido, empezó a construir una barca de hierro ante el temor de un diluvio inminente. 

 

Mientras tanto, en un día el colmillo del Trueno se convirtió en una planta adulta que dio como fruto una calabaza gigante. Los niños la abrieron por arriba y hallaron en su interior filas y filas de afilados dientes como los que el Trueno les había entregado al principio. Despues de sacarlos, dieron forma a una pequeña embarcación de vela con cabida para los dos hermanos. Entonces, se desato una tormenta y el campesino se dirigió de inmediato a su barca y los niños a la calabaza mientras el nivel de las aguas crecía y crecía sin cesar. Poco a poco, las cimas de las montañas quedaron anegadas y las dos barcas no tardaron en alcanzar el noveno cielo, la morada de los dioses. El campesino llamo a las puertas del mismo para poder entrar, pero al hacerlo molesto hasta tal punto a Gong Gong, el espíritu de las aguas, que este hizo que el nivel de las mismas retrocedieran de repente y cayeron las dos embarcaciones. La calabaza resistió el impacto, ya que amortiguo bien la caída, pero no así la barca de hierro, que quedo totalmente destruida y con ella su ocupante. 

 

Los dos niños se quedaron solos en el mundo, pues el resto de la gente se había muerto ahogado, pero al poco aprendieron a sobrevivir cultivando determinadas plantas. Dado que la calabaza los había salvado, decidieron llamarla Fu Xi “calabaza”, y ellos se bautizaron como Hermano y Hermana Fu Xi. 

Con el tiempo acabaron casándose y la Hermana Fu Xi no tardo en quedarse embarazada de una extraña pelota de carne. Tras cortarla en numerosos trozos, los envolvieron con papel y de repente un golpe de viento los esparció por el suelo, donde tomaron una apariencia humana. Así fue como nació la nueva raza de seres humanos que habría de poblar la Tierra.  

Mitología

 Griega. 

 ”El Diluvio de Deucalión” 

 

 

El Diluvio de Deucalión fue causado por la ira de Zeus contra los hijos de Licaón. Licaón fue el primero que civilizó Arcadia e instituyó el culto de Zeus Licio, pero enojó a Zeus al sacrificarle un niño. (**).  En consecuencia, fue transformado en lobo y su casa destruida por el rayo. Sus hijos reprodujeron el episodio del padre. La noticia de los crímenes cometidos por los hijos de Licaón llegó al Olimpo y Zeus fue personalmente a visitarlos, disfrazado de viajero pobre. Ellos tuvieron la desvergüenza de servirle una copa de menudos con la que habían mezclado las entrañas de su hermano Níctimo con las de ovejas y cabras. Zeus al darse cuenta,   los convirtió a todos en lobos, en tanto que a Níctimo, le devolvió la vida. A su regreso al Olimpo, Zeus, disgustado  con el propósito de destruir a toda la raza humana; desencadenó un gran Diluvio sobre la tierra. Deucalión, rey de Ptia, fue advirtido por su padre, el Titán Prometeo, a quien había visitado en el Caúcaso, de que construyera un arca, la abasteciera y se instalase en ella con su esposa Pirra, hija de Epitemeo.  

 

Luego sopló el Viento Sur y comenzó a llover y los ríos corrieron con el estruendo del mar, que creció con asombrosa rapidez, arrasando con todo. El mundo entero quedó inundado, con excepción de unas pocas cimas de montañas.  Todas las criaturas mortales parecían haber muerto, salvo Deucalión y Pirra. El arca se mantuvo a flote durante nueve días, hasta que  en el Monte Parnaso, una paloma le confirmó a Deucalión el cese del Diluvio.Después del desembarco a salvo, Deucalión y Pirra ofrecieron un sacrificio a Zeus y suplicaron en el Templo de Temis, que la humanidad fuese renovada. Temis se les presentó personalmente y les dijo: “Cubríos la cabeza y arrojad hacia atrás los huesos de vuestra madre”. Los sobrevivientes interpretaron que la Diosa hacía referencia a la Madre Tierra, cuyos huesos eran las rocas que había en la orilla del río. Por lo tanto, levantaron las rocas cercanas al río y las arrojaron por encima del hombro. Las rocas se conviertieron en hombres y mujeres, según las hubiesen arrojado Deucalión o Pirra. Así, se renovó la humanidad y desde entonces “un pueblo” (laos) y “una piedra” (laas) han significado casi lo mismo en muchos idiomas.  

 

 

El Diluvio Universal en la Tradición Judeo-Cristiana. 

  

 

La historia del Arca de Noé, según los capítulos 6 al 9 del libro del Génesis,comienza con que al observar Yahvé el comportamiento malvado del hombre, le pesó haberlo creado y se indignó en su corazón. Decide inundar la tierra y destruir todo tipo de ser viviente. Sin embargo, encontró a un buen hombre que halló gracia ante sus ojos, Noé “un hombre justo y cabal entre la gente de su tiempo”, y decidió que a él le correspondería mantener el linaje de los hombres. Yaveh dijo a Noé que construyera un arca, y que llevara con él a su esposa, a sus hijos Sem, Cam y Jafet, y las esposas de éstos. Adicionalmente, tenía que llevar de todos los animales, de los puros debía tomar siete parejas y de los impuros una pareja, y para suministrarles alimentos, le dijo que tomara y almacenara la comida necesaria. 

Cuando Noé completó el Arca, él y su familia y los animales entraron, “aquel día fueron rotas todas las fuentes, y las cataratas del cielo se abrieron, y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches”. A causa del Diluvio,  todas las criaturas de la Tierra murieron; sólo Noé y los que estaban con él en el Arca sobrevivieron. Finalmente, después de muchos días, el Arca se aposentó en el monte Ararat, y las aguas retrocedieron por algunos días hasta que emergieron las cimas de las montañas. Entonces Noé envió a un cuervo que “salió, y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra”. Luego Noé envió una paloma, que regresó porque no tuvo donde posarse. Noé envió de nuevo a la paloma y regresó con una hoja de olivo en su pico, y entonces supo que las aguas se habían retirado. Noé esperó siete días más y envió a la paloma una vez más, y esta vez el ave no regresó. Entonces él y su familia y los animales salieron del Arca, y Noé ofreció un sacrificio a Yahvé, y este decidió que nunca volvería a maldecir a la Tierra debido al hombre, y que no volvería a destruir toda la vida en ella. Para recordar esta promesa, Yahvé puso un arco iris en las nubes y dijo, “Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, de todo tipo sobre la tierra”. 

El Diluvio Universal en la Tradición Hindú.   

            

 

 

En las Escrituras védicas de la India encontramos a un rey llamado Svayambhuva Manu, que fue avisado del diluvio por una encarnación de Visnú en forma de un gigantesco pez (Matsya Avatar). Matsya arrastró el barco de Manu y lo salvó de la destrucción. La historia del diluvio hindú fue mucho más devastador, ya que el agua no provenía de las nubes de este planeta, sino que se trataba de una creciente del océano que se encuentra en el fondo del universo.  

 

 

 

Mitología Azteca. 

 

Según la mitología azteca, Chalchiuhtlicue era la diosa de los lagos y el agua, y compartía poder con Tláloc, ambos creados por Tezcapotlipocas (Dios del cielo nocturno, de la pureza y el pecado e inventor del fuego). 

Según la leyenda de los soles, Chalchuihtlicue alumbró el cuarto sol (cada sol correspondía a una era o “edad”). Durante este reinado del cuarto sol, el cielo era de agua, que cayó sobre la tierra en una gran lluvia torrencial que inundó toda la tierra, desaparecieron las montañas y los hombres se convirtieron en peces. 

EL DILUVIO MAPUCHE 

 

Los mapuches, también conocidos como araucanos son un pueblo indígena del centro – sur de Chile y el sudoeste de Argentina. De hecho, muchas tradiciones y creencias de este pueblo han sido absorbidas por la cultura chilena y argentina. 

En esta mitología, existen dos deidades, Trentren y Caicai representados en forma de serpiente. Caicai, mitad culebra mitad pez, domina la mar y todo lo que se haya en ella y Trentren, serpiente gigante parecida a un dragón, que domina la tierra y el fuego. 

Caicai, enviado a la mar para cuidar de ella quedó dormido plácidamente hasta que, debido al desagradecimiento del hombre ante todos los bienes proporcionados por el mar, despertó enfurecido. 

Al despertar de su sueño, Caicai golpeó con su cola el agua del mar, provocando así una inundación y un diluvio por toda la tierra, con el fin de castigar al ser humano y arrastrar para sus dominios marinos toda la vida terrestre. Caicai ordenó al agua que inundara valles y montañas y que arrastrara toda la vida humana hacia el mar. 

Los hombres, desesperados, invocaron a Trentren quien los subió a su lomo para llevarlos hasta las más altas montañas. Los que se cayeron los transformó en aves para que huyeran volando y los que quedaron en tierra los convirtió en peces y mamíferos marinos. 

DILUVIO EGIPCIO 

 

 

En referencia al diluvio egipcio no existe un relato como tal sino una serie de fragmentos de diversos escritos, en su conjunto, pueden referenciar un diluvio. 

Uno de ellos lo encontramos en el Libro de los Muertos, en el capítulo 174 (CLXXIV) en el que se escribe lo siguiente 

han destruido secretamente cuanto has creado (…) esta Tierra ha desaparecido con el alba de la existencia, en el océano del cielo, surgiendo del Caos de los primeros tiempos.

  

EL DILUVIO ASIRIO 

 

Durante el siglo XIX se realizaron unas excavaciones en Nínive, donde se encontraron miles de tablillas que se trasladaron al museo de Londres. Una de esas tablillas (la tablilla XI), compuesta de 326 líneas, de las que más de 200 hablan de un diluvio. La historia de esta tablilla, coincide con otras tablillas encontradas en Assur, Uruk, Nippur, Sippar y Ur. 

La epopeya de Gilgamés narrada en esta tablilla, cuenta como Uta-Napashtim cuenta a Gilgamés como los dioses habían decidido exterminar al ser humano. De entre todos los humanos solo habían encontrado a Uta-Napashtim lo suficientemente virtuoso como para salvar su vida, por lo que los dioses le ordenan construir un arca y renunciar a su riqueza para salvar su vida. 

Según la narración del inmortal Uta-Napashtim a Gilgamés, el Dios Shamash le dijo: “por la mañana lloverá salvado y por la tarde trigo; en ese momento entra a la nave y cierra su puerta.”

El diluvio duró seis días y seis noche, y al séptimo, todo se calmó. 

la atlantida

LA LEGENDARIA TIERRA DE DILMUN

"En Dilmun el cuervo no pronuncia ningún grito, el león no mata. El lobo no se come al cordero, 

es desconocido el oso devorando granos. El enfermo dice: 'No estoy enfermo', 

la mujer vieja dice 'no soy una mujer vieja'; el hombre viejo dice 'no soy un hombre viejo'."

Antiguo Poema Sumerio

Dilmun ha despertado probablemente más curiosidad que cualquier otro lugar mencionado en los registros cuneiformes de Mesopotamia. Muchos libros se han escrito sobre esta tierra de misterio, probablemente en segundo lugar solamente por Atlantis (La Atlántida). Diferente de La Atlántida, sin embargo, hay muchas referencias registradas a Dilmun que nos aseguran que estaba en una localización geográfica en alguna parte del Medio Oriente.

Dilmun era una tierra asociada íntimamente a Sumeria y Acadia y apenas como Meluhha (África) y Magán (Egipto) abasteció a sus ciudades de muchas necesidades económicas con tributos o por intercambio comercial. Dilmun también era una tierra santa o sagrada llamada a menudo La Residencia de los Dioses, una clase de jardín del Edén, referido a menudo como "La Tierra de la Vida", es decir, la tierra de la inmortalidad.

A pesar de las referencias a Dilmun en la literatura y los mitos de Mesopotamia, su localización sigue estando en controversia entre los eruditos. Sabemos por cierto, que Dilmun no era sólo una ficción literaria, por estar mencionado en textos económicos desde el siglo 24 AC; y tan antiguos como el Primer Milenio AC.

Teorías recientes lo identifican como la isla de Bahrein en el Golfo Pérsico. Esto fue propuesto por Geoffrey Bibbey en su estudio Buscando Dilmún. Esta identificación, sin embargo, se basa con exceso en la inscripción de Sargón de Asiria, cerca del 720 AC, que afirmó que entre los reyes que le pagaban tributo eran "Uperi, rey de Dilmun, cuya morada se sitúa como un pez en medio del mar donde nace el sol". A pesar de la discrepancia sobre la salida del sol, la declaración de Sargón se ha tomado para significar que Dilmun era una isla y que el mar era el Golfo Pérsico.

Otros como Samuel Noah Kramer, en su libro Los Sumerios, lo han colocado en el Valle del río Indo basado en las referencias que fue localizado donde se levanta el sol, que está hacia al este de Sumeria. Esta teoría se basa en gran parte en el mito sumerio del diluvio que indica que al Noé sumerio le fue dada inmortalidad y trasplantado a la "Boca de los ríos" y "al lugar donde se levanta el sol":

En ambos casos, la ubicación geográfica de Dilmun parece ser accidental con la declaración que estaba en el oeste hacia donde nace o se levanta el sol. Un análisis más reciente de Zecharia Sitchin en su libro La Escalera al Cielo identifica la península del Sinaí como la Tierra de Dilmun (Tilmun).

La dificultad en la localización de la Tierra de Dilmun es debida en gran parte a las traducciones modernas de los textos sumerios y de acadios donde las interpretaciones arbitrarias se dan a los textos originales. Una fuente importante de información sobre esta tierra son los acontecimientos de los viajes de Gilgamesh. Dos poemas se mencionan a menudo al respecto, el famoso Poema de Gilgamesh que está en doce tabillas cuneiformes, y el menos conocido pero completo poema llamado Gilgamesh y la Tierra de la Vida.

 

LA TIERRA DE LA INMORTALIDAD Y EL JARDÍN DEL EDÉN

Dilmun fue visto por los sumerios como un paraíso bendecido que fue relacionado íntimamente con Sumeria en un nivel religioso o espiritual. La tierra de Dilmun se describe en el mito de Enki y Ninkhursag como tierra brillante, clara, y pura, llamada la "Tierra de la Vida" donde no hay enfermedad y no existe la muerte. Dilmun es así una tierra de la inmortalidad.

La tierra está a cargo de Enki que ordena a Utu traer el agua fresca y dulce de la tierra, de tal modo que se convierta en un paraíso, un divino jardín verde con los campos llenos de frutas y prados. Es un verdadero Jardín del Edén.

Aunque no se menciona por su nombre en el mito Gilgamesh y la Tierra de la Vida, se refiere obviamente a esta tierra en donde nadie se enfermaba o moría. En esta historia, Gilgamesh partió a una tierra distante para cortar y traer algunos de sus famosos cedros, y hacer un "nombre" o "shumu" para él. Su amigo y co-aventurero Enkidu le dice que Utu/Shamash está a cargo de la tierra y que Gilgamesh debe primero asegurar su permiso y ayuda.

Nota del Traductor - No hay error de traducción en donde dice: "hacer un nombre"; así está en el texto original

"Mi amo, si usted desea entrar en la tierra informe a Utu... La 'tierra que' está a cargo de Utu, la tierra de los cedros talados, está a cargo del valeroso Utu."

[Comentario: El Valeroso Príncipe Utu era comandante del espacio, el Apolo griego, el Helios romano, el Rama hindú, el Inca Tamendonare, el Varpulis eslavo.RS]

Nota del Traductor - Dentro de la historia de los Incas no existe ninguno conocido como Tamendonare. Tamendonare es el nombre de uno de los dos hermanos de la tribu Tupí-Cocama, el otro hermano es Ariconte.

Para obtener inmortalidad, Gilgamesh viajaría a esta Tierra del Cedro para instalar un shumu, y para esto requería el permiso de Utu, el principal astronauta.

"Ingresaría a la Tierra e instalaría mi Shumu, en los lugares en donde se han instalado shumus, yo levantaría mi Shumu."

Mientras que el término semita "Shumu" de se traduce tradicionalmente como "nombre," presenta dificultades en entender el texto. Como hemos observado antes, el término "shem" que se utiliza en el Antiguo Testamento es igual que el "Shumu" de los sumerios. En el incidente de la Torre de Babel, el hombre deseó erigir un "shem" para alcanzar a los dioses justo como Gilgamesh deseó hacerlo. Según lo discutido previamente, el shem de la Biblia también se utiliza conjuntamente con el Kabod o el vehículo bíblico de Dios. El kabod es llamado el "kabod ha-shem" o más correctamente "El carruaje del shem o cohete".

En el poema de Gilgamesh y la Tierra de la Vida, él debe derrotar al monstruo Humbaba (a veces llamado Huwawa) que parece ser un dispositivo mecánico que cuida la Tierra del Cedro de intrusos. Aunque los viajes de Gilgamesh a la tierra no se mencionan como Dilmun, o Tierra o País de los Cedros, es un paraíso y controlada por Utu o Shamash.

En El Poema de Gilgamesh, él también hace un viaje a una tierra distante de cedros, en donde espera alcanzar la inmortalidad. Encuentra y destruye al monstruo llamado Humbaba que protege el bosque de cedros. Humbaba es descrito como un monstruo temible:

"Su rugido es como el de una tormenta, su boca es fuego, y su aliento es la muerte".

Los dos poemas involucran las aventuras de Gilgamesh a un país o una tierra distante de cedros, bajo el control de Utu o Shamash, y custodiado por un monstruo mecánico, están obviamente relacionados y pueden realmente ser parte de la misma historia.

 

LA ESTRUCTURA DEL POEMA DE GILGAMESH

Muchos eruditos han observado la condición desunida de la historia que se narra en las doce tablillas cuneiformes que conforman el llamado Poema de Gilgamesh.

La versión más completa disponible es la que esté en Semita Acadio, compuesta en el período babilónico medio cerca del Siglo 13 AC. La mayoría de las traducciones siguientes. Siguen este formato tradicional de doce tablillas.

Fragmentos de este poema también se han encontrado en otras formas o idiomas tales como el Antiguo Babilónico Semita, hitita o el semita del noroeste y también el sumerio original. Algunos de estos fragmentos datan desde fechas tan lejanas como el 2,000 AC; confirmando la visión que las hazañas de Gilgameshfueron también conocidas el Medio Oriente en el tercer milenio AC.

Otras versiones del Poema de Gilgamesh, y las historias de las hazañas de este legendario rey, fueron actuales en forma literaria Sumeria y Acadia cuando los babilonios medios produjeron su propia forma del poema. Estos semitas babilonios se consideraban los portadores de la cultura y de la civilización sumeria, y parece razonable asumir que combinaron simplemente los textos contemporáneos en una historia continua que durante tiempo se convirtió en un poema en sí mismo.

El hecho de que es una compilación de muchas historias de Gilgamesh es obvio en su estructura.

La tablilla I se ocupa del nacimiento de Gilgamesh, de sus hechos, y de la creación de Enkidu como amigo de Gilgamesh.

 

La tablilla II continúa esta asociación mientras salen hacia el bosque de cedros que es cuidado por el monstruo Humbaba.

 

En la tablilla III obtienen el permiso de Shamash de entrar en la tierra que está bajo su control.

 

Se continúa en tablillas IV y V, donde Gilgamesh tiene sueños de lo que parece ser el fulgor y el ruido del lanzamiento de un cohete. Entonces luchan contra el monstruo Humbaba.

 

La tablilla VI parece ser una rotura completa de la historia, a menos que pueda ser relacionado de cierta manera con el propósito de Gilgamesh de alcanzar a los dioses y de solicitar inmortalidad. Esta tablilla describe cómo Ishtar intenta seducir a Gilgamesh, y es rechazada. Ella pide a dioses venganza y se le da el permiso de enviar un arma divina llamada el "Toro del Cielo" para destruir a Gilgamesh y Enkidu. Sin embargo Gilgamesh y Enkidu destruyen el arma.

 

La historia continúa en las tablillas VII y VIII donde los dioses deciden que alguien debe pagar y Enkidu es condenado a muerte. Gilgamesh envía grandes elogios.

 

La tablilla IX encuentra a Gilgamesh en un viaje para alcanzar su abuelo Utnapishtim, el Noé sumerio. El se acerca a las montañas de Mashu y conoce a los guardianes, gente con armas dañinas. Es reconocido inmediatamente como semi-divinidad y se le permite el ingreso inmediato. Pasa a través de la montaña por un túnel y llega al lugar de un cristal brillante, la ciudad de Baalbek. Su petición es rechazada por Shamash.

 

La tablilla X comienza con la reunión con Siduri, el llamado Barmaid, que le dice cómo hacer un viaje a través de los "Mares de la muerte," al parecer una metáfora para el peligroso viaje a los cielos. Siduri ha sido identificado por muchos eruditos como otro nombre de Ishtar, y si es la diosa misma, explica la posición de esta tablilla en el poema. Ella al parecer le ayuda a alcanzar a Utnapishtim pero con el precio de convertirse en su amante.

 

Para este viaje, Gilgamesh debe asegurar muchos las barras de combustible que se utilizan apenas una vez y se desechan. Él llega hasta su abuelo que está evidentemente en la nave espacial.

 

En la tablilla XI, Utnapishtim le cuenta la historia del diluvio. Puesto que a Gilgamesh no se le puede conceder la inmortalidad, le dicen cómo obtener una planta mágica la cual lo rejuvenecerá. Gilgamesh obtiene la planta, pero le es robada por una serpiente de vuelta a Uruk.

 

La tablilla XII es una ruptura completa de la historia; en esta tablilla Enkidu está vivo y cerca de entrar al inframundo o mundo inferior. Esto se basa obviamente en el mito llamado Enkidu y el Inframundo.

Hay muchas historias que se relacionan de una cierta manera con el Poema de Gilgamesh. Muchos de éstos se han encontrado solamente en forma fragmentaria, tal como la que trata de Gilgamesh y el Toro del Cielo, y otra llamada La muerte de Gilgamesh. Es obvio que el poema es un compuesto o un resumen seleccionado de muchas historias que se ocupan de las experiencias del héroe.

 

RESUMEN DE LA HISTORIA DE GILGAMESH

Poniendo todas las historias juntas, podemos reconstruir las hazañas de Gilgamesh. Él nació semi-dios pero con todo, temió que no fuera inmortal. El intentó alcanzar a los dioses puesto que solamente ellos podrían concederle la inmortalidad. Los dioses crean un compañero para él, tomando a un hombre primitivo y lo ponen en un proceso de "civilización" de la actividad sexual con una diosa.

Acompañado de este amigo y un contingente de la ciudad de Uruk, decide viajar a la tierra del Líbano, también llamada la "Tierra de la Vida", "El paraíso de los dioses", "El Bosque de Cedros", y base de Shamash. Navegando arriba del Eufrates, la nave se arruina en una tormenta y solamente Gilgamesh y Enkiducontinúan el viaje. Probablemente siguiendo la ruta comercial de Mari, a través de Tadmor, y hacia Damasco, se acercaron a las montañas del Líbano a través de la entrada del este.

Aquí conocen a los guardias que están equipados de armas letales, pero le permiten pasar debido al aspecto semi-divino de Gilgamesh. Encuentran al monstruo mecánico Humbaba que custodia de acercamientos a la montaña y lo destruyen. Pasan a través de un túnel por doce dobles horas y finalmente divisan la luz y a la ciudad de Baalbek.

Gilgamesh es rechazado de un Shumu o cohete por Shamash para alcanzar a los dioses que se encuentran orbitando el vehículo espacial. Ishtar viene en su ayuda y él se convierte en su amante y ella le proporciona una nave para que llegue a la nave espacial y conozca a su abuelo Utnapishtim, quien luego relata a Gilgamesh la historia del diluvio. No deja a su nieto ir a casa con las manos vacías, él le dice de una planta mágica que lo rejuvenecerá. El héroe obtiene la planta camino a casa pero le es robada por una serpiente que entonces se despoja de su piel.

Llegando a Uruk con las manos vacías, Gilgamesh renuncia a su promesa con Ishtar que indigna y envía un arma divina para destruir a Gilgamesh y Enkidu. Ellos se ingenian para inhabilitarlo. Los dioses en consejo deciden que alguien tiene que pagar por esto y Enkidu es condenado a morir. Enkidu es enviado al inframundo, Gilgamesh elogia a su amigo, y en una última historia Gilgamesh intenta rescatar a Enkidu del mundo inferior o inframundo.

 

EL LÍBANO COMO LA TIERRA VISITADA POR GILGAMESH

Existe solamente una tierra del cedro en el Oriente Medio digna del nombre. En épocas antiguas cubrió todo el Líbano así como parte de Siria. De hecho elPoema de Gilgamesh lo refiere como el "Bosque de diez mil leguas". Cuando Humbaba rugió se dice que "Estremeció la tierra de Saria (Siria) y el Líbano". A pesar de estas referencias específicas a la tierra del Líbano, ha sido ignorada por los eruditos.

Este bosque de cedros donde Humbaba rugió se llama el "Hogar de los Dioses, y el trono de Irnini". Irnini es otro nombre para la diosa Ishtar quien parece haber utilizado Dilmun como base de origen. Ishtar también era conocida bajo el nombre de Siduri, la supuesta Barmaid que ayudó a Gilgamesh a alcanzar a los dioses.

En sus aventuras Gilgamesh llega a las montañas cuyo nombre es "Mashu," que guarda la entrada al lugar donde Shamash "viene y va". La palabra MA-SHU no ha sido entendida por los eruditos quienes parecen haber pasado por alto su obvio significado, que es "El lugar de la nave (espacial)". MA es el término sumerio para barco o vehículo, como hemos visto en Magur como barco del río, y SHU se aplica a un lugar o a una localización geográfica como en la ciudad de Shuruppak.

Gilgamesh es encontrado por los Hombres Escorpión, es decir, centinelas con armas mortales, que lo desafían inmediatamente. Gilgamesh es reconocido instantáneamente por los centinelas como uno de su propia clase porque,

"El único que ha venido a nosotros, su cuerpo es la carne de los dioses."

Ellos notan que él es en parte divino, eso porque tiene vestigios de una piel reptil.

Los Hombres Escorpión que resguardan el paraíso sumerio corresponden a los "Querubines con espadas de fuego" quienes fueron colocados en la entrada este al jardín del Edén para cuidar el árbol de la inmortalidad y para evitar que Adán y Eva vuelvan a entrar.

Adán y Eva fueron expulsados del Edén según Génesis, y enviados "al este del Edén" y que la entrada era cuidada por un Querubín. Después del diluvio la tierra de los dioses fue movida al Líbano desde el área del Tigris - Eufrates. Esto explica porqué expulsaron a Adán y Eva "al este del Edén" y que esa entrada cuidad por el Querubín. Es pertinente observar que Damasco está al este debido a la entrada a la tierra del Líbano. Damasco es la ciudad más vieja del mundo continuamente ocupada y se aduce que fue fundada por Adán y Eva después de que salieran del Edén.

Gilgamesh viajó a través de una serie de túneles en las montañas para llegar la base de Shamash. La trayectoria que él tomó fue llamada "Harran Shamash," o El camino a Shamash. Después de ir por doce, él vio la luz en el extremo del túnel y finalmente explotó en el abierto donde vio un área de un cristal brillante y piedras coloreadas. Era Baalbek, la ciudad del espacio. Mucho del resto del texto está perdido.

Cuando Gilgamesh finalmente alcanzó a Utnapishtim, éste le relató la historia del diluvio y cómo lo hicieron inmortal y enviado para vivir en Dilmun. En la vieja versión babilónica del poema, a Utnapishtim le fue otorgada la inmortalidad por Enlil después del diluvio y con la tarea de repoblar el mundo. En traducciones convencionales, él fue enviado a una tierra distante, la tierra de Dilmun que estaba "al este" y en la "boca de los ríos."

La tierra distante en la boca de los dos ríos se ha interpretado para significar el delta del Tigris y del Eufrates, la localización del jardín antediluviano de Edén. Otros, notables como Kramer, han sugerido el delta del río Indo como lugar más probable.

Aunque el delta de Mesopotamia era el Edín de los Sumerios y el Edén del Antiguo Testamento antes del diluvio, se decidió después de la catástrofe moverla a un lugar más seguro, menos accesible, y no conforme a los caprichos de la naturaleza, especialmente al período de inundación. Así el lugar sagrado de los dioses fue movido al Líbano y la ciudad del espacio se estableció allí. Esto está claro en una traducción más reciente y más exacta de estas palabras cruciales.

Una traducción diferente de la frase en cuestión aparece en la traducción reciente del poema de John Gardner y de John Maier en su libro Gilgamesh. Su traducción sugerida es "la fuente de los ríos" antes que "la boca de los ríos". Por supuesto, esto da un significado totalmente diverso al pasaje, porque el delta de Mesopotamia o ningún otro delta no puede ser la tierra de Dilmun.

Una búsqueda para el lugar en el Medio Oriente en donde dos ríos se originan en la misma área nos conducen de regreso otra vez al Líbano, particularmente a Baalbek, porque es allí que nacen los ríos Orontes y Litanni, uno que fluye al norte y el otro al sur.

Una versión sumeria de las aventuras de Gilgamesh verifica esta interpretación del pasaje. Llamado Ziusudra en la versión sumeria antigua, Utnapishtim es enviado a vivir en "La tierra de Dilmun, el lugar donde nace el sol (Shamash)." Una traducción de este pasaje indica que él fue a vivir en "La tierra de las travesías, (o la tierra de la montaña)" donde nace el sol o Shamash. La "Tierra de las Travesías" parece referirse al lugar en donde Shamash despegó y aterrizó cada día, en otras palabras, donde cruzó de la tierra a los cielos.

La frase "La tierra de las travesías" puede también ser traducida como "La tierra de la montaña de la travesía" puesto que la palabra se presta a cualquier definición. Otra vez, esto elimina las llanuras de las regiones del delta.

 

DILMUN, LA TIERRA DONDE NACE EL SOL (SHAMASH)

Supuestamente situada donde nace el sol, los eruditos la han localizado en dirección del este o del amanecer. La palabra para el sol es "Shamash" y el pasaje se podría también leer como "Donde nace o se levanta Shamash," así firmemente colocado en la tierra de los cedros.

La evidencia adicional que Dilmun se debe buscar en el oeste antes que el este está en la declaración de Sargón el Grande que gobernó cerca del 2,300 AC.

Sargón se jactó:

"El país del mar lo circundé tres veces, mi mano capturó Dilmun."

Indica que Dilmun tuvo que estar cerca del país del mar, que era el término de Mesopotámico para la costa del mar mediterráneo. Las ciudades del país del mar no eran ningunas con excepción de las ciudades costeras del Líbano, para convertirse más adelante en la alianza fenicia. Además, la declaración de Sargón indicaría que las ciudades del país del mar fueron realmente parte de lo que él llamó Dilmun.

Dilmun tuvo que estar cerca de Magán (Egipto) y Meluhha (África) según el poema donde Enki condujo lo que parece ser un viaje de inspección a las tierras que él controló, las de Magán, Meluhha, y Dilmun. Dilmun es, de hecho, asociada a menudo comercialmente con las tierras de Magán y Meluhha y su localización tuvo que estar al oeste cerca de Egipto antes que en alguna parte distante en el este.

La ruta tomada por Gilgamesh a la tierra de Shamash es proporcionada en Gilgamesh y la Tierra de la Vida. También indica un viaje al Líbano. Para el viaje, él había movilizado una expedición de su ciudad de Uruk, puesto que planearon salir por agua, construyeron un "Bote Magán," es decir, un tipo de barco egipcio de río, puesto que iban gran parte de su recorrido por agua. Este tipo de nave imposibilita el paso por el Golfo Pérsico y sube la costa puesto que requeriría una nave en buen estado capaz de sobrevivir en mar abierto.

Gilgamesh y su grupo deben haber planeado navegar arriba del Eufrates lo más lejos posible y después tomar la ruta comercial por tierra hacia el oeste. Mari sería la opción puesto que era el punto de transferencia con las rutas comerciales al mediterráneo. Fue a Palmyra (antiguamente Tadmor) y luego se dividió, con un grupo que iba al sudoeste siguiendo la ruta hacia Damasco y el otro hacia el oeste a Homs (Hims) en la entrada septentrional al Líbano. La ruta condujo a la tierra del Líbano o a Dilmun, porque apenas hoy son las dos rutas principales en la tierra de la montaña del este.

La expedición de Gilgamesh estuvo destinada al fracaso y la nave se hundió en una tormenta en el río Eufrates y todos perecieron excepto Gilgamesh y Enkidu. Los héroes del poema continuaron su viaje a pie y finalmente llegaron a la tierra de Shamash o las montañas de Mashu, el "lugar de la nave espacial".

Aunque Gilgamesh tomó la ruta más directa a Baalbek a través del paso de la montaña cerca a Damasco, es notable que en la entrada septentrional al valle del Líbano se encuentran las ruinas de una ciudad antigua conocida como Cades, que resguardó esta entrada. Su origen se pierde en la antigüedad, aunque Cades es el término semítico para "Ciudad Sagrada" y la razón de su denominación santa se ha perdido.

 

DILMUN, GIGANTE COMERCIAL DEL MUNDO ANTIGUO

Dilmun no solamente fue un paraíso terrenal, el famoso Jardín del Edén, lugar de reunión de los dioses, de la tierra del bienestar, y de los argumentos caseros de Enki, Shamash, e Ishtar, era también uno de los países más ricos y más poderosos del mundo antiguo.

A juzgar de los documentos económicos, Dilmun tiene una larga historia comercial que extendió por lo menos dos mil años. Las naves de Dilmun anclaban en los muelles de las ciudades de Mesopotamia junto a los de Egipto y Etiopía desde por lo menos mediados del tercer milenio AC.

Desde los primeros días de la dinastía Acadia, Dilmun se menciona como lugar en la costa del mediterráneo. Sargón el Grande, cerca del 2,300 AC; se jactó que él había atravesado las montañas y había cercado las tierras del mar y que capturó Dilmun. Puesto que las tierras del mar estaban en el mediterráneo, Dilmun debe haber estado más cerca, si no serías actualmente parte de este complejo.

Mucho se ha dicho de la localización de Dilmun, como una isla como lo indicado por el cuento de Sargón II, gobernante asirio del siglo VII AC; que anunció,

"Yo traje bajo mi control Bit-Iakin a las orillas de los amargos mares hasta la frontera de Dilmun. Uperi, rey de Dilmun, cuya morada se sitúa, como un pez, treinta dobles-horas en medio del mar del sol naciente, oyó hablar de la fuerza de mi soberanía, y envió sus regalos."

[Comentario: No se ha dejado en claro exactamente que son "dobles-horas". Asumo que 12 dobles-horas significaron un período de 24 horas. Esta referencia a 30 doble-horas por lo tanto, indicaría un período de dos y días y medio. RS]

El cuento de Sargon II se refiere indudablemente a las tierras occidentales y a las ciudades costeras de Fenicia que seguían siendo un poder comercial en el siglo 8 AC. aunque su influencia había disminuido desde su apogeo del siglo 14 a 9 AC.

En aquella época, Tiro dominó la alianza de las ciudades y, de hecho, el título Rey de Tiro fue sinónimo de Rey de Fenicia. Localizado en una isla fuera del país (como Alejandro el Grande estaba acongojado por encontrarla, cuando la capturó, él tuvo que construir un terraplén del continente), ejerció control sobre las ciudades comerciales de Aradus, Byblos, Sidón, y Akka.

Nota del Traductor - Tiro: se encuentra a 83 kms. cerca del sur de Beirut, es la cuarta ciudad más grande del Líbano. Era una isla en edades más antiguas, celebrada por su belleza. Tiro emerge hoy de los escombros de siglos. Las excavaciones en el sitio han destapado restos árabes, bizantinos y greco-romanos.

Originalmente parte del imperio egipcio, las ciudades fenicias llegaron a ser independientes con la caída del reino medio en los desastres del siglo de mediados del siglo15 AC. Tiro retuvo su independencia hasta el año 586 AC; en cuya época cayó Nabucodonosor Rey de Babilonia después de un sitio o bloqueo de trece años.

Así el cuento de Sargon II revela que él reclamó el control sobre el área del Bit-Iakin, una ciudad no localizada, pero se cree que es la actual Jericó, cerca del mar Amargo, que sólo puede ser el mar Muerto, hasta las fronteras del Líbano o de Dilmun.

Él había sometido las ciudades de la costa y particularmente a Tiro que se situaba "en medio del mar". El continente Dilmun no fue reclamado por Sargón II por la simple razón que había sido devastado quince siglos atrás.

El significado económico de las ciudades de Dilmun, especialmente de Tiro, se revela en las acontecimientos económicos de Ebla del último tercer milenio, donde su nombre sirvió como estándar real para el oro, que se refiere generalmente como el "Gin de Dilmun" o "Siclo de Dilmun".

Nota del Traductor - Siclo: Moneda y unidad monetaria de plata que corresponde a Israel y a los antiguos hebreos.

En su cuento de Ebla, Pettinato en Los archivos de Ebla divulgó que el siclo en los acontecimientos comerciales de Ebla está escrito con el término sumerio "gin" y acompañado siempre de la palabra "Dilmun," así se indica que la unidad del peso y de la pureza fue fijada y originada en Dilmun.

Todas las clases de productos se descargaron de los puertos de Dilmun puesto que era un almacén, es decir, un punto de trasbordo para las mercancías de Europa, África, y de las tierras del mediterráneo.

Así las mercancías que llegaron a Mesopotamia en los barcos desde Dilmun eran como las tierras de donde provenían: cobre, oro, lapislázuli, (piedra azul) marfil y productos tan variados del marfil tales como tablas embutidas, figurines, peines y cajas, muebles, piedras semipreciosas, cedro y otras maderas, y exquisiteces agrícolas tales como cebollas.

En su libro Babilonia, el reconocido Joan Oates divulga eso en las ruinas de babilonias de, Hammurabi cerca del año 1,780 AC., fue descubierta la casa de un oficial llamado Ea-Nasir que era un "alik-Dilmun," es decir, un comerciante de Dilmun, que distribuía principalmente cobre y sus derivados. Era al parecer un intermediario en el comercio del cobre de Dilmun.

Mientras que la evidencia literaria parece indicar que habían dos Dilmuns, eran realmente parte de la tierra que hoy se conoce como Líbano. Había un continente Dilmun, en el valle de Bekaa y hogar del aeropuerto espacial en Baalbek, y el otro Dilmun a través de las montañas hasta el llano costero de Dilmun con sus ciudades comerciales.

El continente de Dilmun dejó de ser un puerto paraíso y aeropuerto espacial de los dioses en el reinado del Naram-Sin, un demente y déspota de la dinastía Akkad o acadia, cuando él invadió y destruyó estas tierras en el año 2,225 AC. Aunque el territorio del continente fue devastado puesta y evitado por todos cerca de unos mil años, las ciudades costeras continuaron prosperando como estados independientes bajo la égida (protección) de Egipto y más adelante como la Alianza Fenicia.

 

LAS CIUDADES COSTERAS DEL LÍBANO

Las áreas costeras del Líbano fueron habitadas por los cananitas que más adelante vinieron ser llamados Fenicios por los Griegos. La primera de éstas ciudades a caminar por el umbral de la historia era la ciudad de Gubla (Byblos para los Griegos) donde su historia regresa al 3,500 AC. Byblos y más adelante otras ciudades de Tiro, Sidón, Berytus (Actualmente Beirut), y Aradus emergieron bajo el control de Egipto cerca del año 2,700 AC; cuando fueron célebres exportando cedro, aceite de oliva, y los vinos a Egipto.

La evidencia del comercio con Egipto es de épocas de antes de cualquier dinastía y continuó ininterrumpidamente por muchos siglos. Las tierras montañosas proporcionaron madera a los palacios, templos, y barcos de los faraones. El barco funerario de 60 pies (20 metros) del faraón Khufu o Keops, cerca del año 2,550 AC; fue encontrado en 1,954 herméticamente sellado en una cripta de piedra caliza al pie de la gran pirámide de Gizeh, fue construido con cedro libanés.

La cerámica cananita fue encontrada en las tumbas de la Primera Dinastía, cerca del 2,900 AC., y riquezas ofrecidas al templo en Gubla fueron hechas por los faraones de la Segunda Dinastía. Los pectorales y la joyería egipcia también fueron encontrados en Gubla. En su Historia del Líbano, Philip K. Hitti observa que en esta ciudad antigua, el templo cananita de Baal erigido codo a codo o junto con el de Isis. Los príncipes cananitas no sólo estaban orgullosos al adornarse en el estilo egipcio sino también se llamaron "Hijos de Ra," la principal divinidad egipcia.

Como nación, Fenicia emergió cerca del 1,400 AC. Sidón primero dominó sus ciudades hermanas, pero eventualmente Tiro tomaba el liderazgo, y para la época de los reyes hebreos, el título Rey de Tiro comenzó a significar rey de Fenicia.

En los días de Hiram, los bosques tenían que ser desnudados, y la madera de y los productos agrícolas del Líbano fluyeron fuera a través de sus numerosos puertos. Con la expulsión de los Hiksos o Amalecitas por las fuerzas unidas de Ahmose y Saúl, la tierra fue dividida entre los tres líderes.

Egipto conservó una franja de tierra a lo largo de toda la costa hasta Fenicia que le dio el control de la carretera costera. Salomón asumió el control de Palestina, Siria, y hasta cierto punto de las tierras al oeste. Por ejemplo, él construyó una ciudad fortificada en Tadmor que controló la rica ruta comercial a través del desierto de Mari en el Eufrates.

El área del Líbano, desde Ugarit en el norte hasta Palestina en el sur, vino bajo control de Hiram, rey de Tiro. Hiram también heredó la responsabilidad por los restos de los sitios sagrados del Líbano y de la ciudad de Baalbek.

Aunque Dilmun no se menciona por su nombre en las Escrituras hay mucha información sobre la ciudad litoral del Líbano. La evidencia que Hiram mantuvo una posición especial en los asuntos religiosos y políticos del tiempo están reflejados en el Libro de Ezequiel, donde lo consideran un ser semi-divino y de tener relaciones especiales con la deidad.

En Ezequiel 28, el profeta relata en una diatribe contra los enemigos de Israel a que "no hay secretos que le sean ocultos". Ezequiel expresó al parecer la visión de su día que mientras que Hiram había sido un buen amigo de Salomón, sus descendientes fallaron a Jerusalén en su hora de necesidad.

Ezequiel comienza,

"Por cuanto se enalteció tu corazón, y dijiste: Yo soy un dios, en el trono de Dios estoy sentado en medio de los mares, siendo tú hombre y no Dios, y has puesto tu corazón como corazón de Dios, he aquí que tú eres más sabio que Daniel; no hay secreto que te sea oculto. Con tu sabiduría y con tu prudencia has acumulado riquezas, y has adquirido oro y plata en tus tesoros."

Ezequiel continúa sus acusaciones y revela el estado divino y las razones de Hiram de su caída. Él aquí está repitiendo las palabras de la deidad.

"Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisolito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas."

Ezequiel está refiriendo a la plataforma erigida en Baalbek "la montaña santa" y el brillante cohete "las piedras del fuego". Es también la tierra del jardín del Edén y el querubín guardián.

Ezequiel continúa, "Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector."

Es evidente que el jardín del Edén ahora está situado en el área controlada por Hiram. El querubín que actuaba como protector de Hiram en la montaña del Dios es reminiscente del querubín con la espada de fuego o los hombres escorpión que cuidaban el bosque de cedros, la tierra de Shamash.

Hay también fuerte evidencia que la tierra de Punt, la fabulosa tierra que los egipcios se refirieron como "La tierra de dios," "la tierra divina," y "la tierra del incienso" era también la tierra del Líbano. La tierra de Punt fue asociada íntimamente a la historia egipcia y a la tradición religiosa, y cuando está escrita en jeroglíficos no tiene símbolo para la tierra extranjera, lo que indica que los egipcios consideraban esta tierra estar históricamente parte de Egipto.

La reina Hatshepsut de la 18 Dinastía hizo un viaje a esta fabulosa tierra que ella describe detalladamente en los relieves de las paredes de su templo cerca de Tebas. Los relieves indican que sobre su llegada a esta tierra en nave, ella se encontró con la realeza de la tierra de Punt que investigó si ella llegó "por los caminos del cielo o por el mar."

Era legendario en la tierra de Punt que los dioses, o aquellos favorecidos por los dioses, podían llegar a esta tierra en barco o aeronave.

[Comentario: Como el Dr. Immanuel Velikovsky ha demostrado tan brillantemente en su libro Edades en Caos, la reina Hatshepsut de Egipto era la legendaria reina etíope de Seba. La visita bíblica de la reina de Seba a la tierra del rey Salomón es reflejada en la "historia egipcia fantasma" como la visita de la reina Hatshepsut a la tierra de Punt. Sin embargo, Egipto todavía controlaba una porción de la línea costera la cual ahora es el puerto de Suez al norte de Beirut, después esta tierra de Punt no habría sido considerada un país extranjero a él en ese entonces. RS]

 

LÍBANO, El JARDÍN DEL MEDIO ORIENTE

Debido a su localización geográfica y las fronteras integradas, el Líbano ha gozado siempre de cierto grado de protección natural contra excursiones exteriores. Protegido por las montañas en tres lados y el mar en el oeste, evitó mucho el asedio de ejércitos invasores del este. Siendo considerado como la tierra sagrada o santa también le dio cierta mínima protección. Su tradición religiosa como tierra de dioses era una salvaguardia, pero también fue la causa de su fallecimiento.

Geográficamente, el Líbano tiene cuatro regiones:

los llanos costeros

la cordillera costera

la meseta o valle central

la cordillera interior

El llano costero es un área fértil pero estrecha, a veces sólo como un listón donde las montañas bajan al mar, ensanchando cerca de ocho millas (12 kilómetros) mayormente. Es el sitio de un número significativo de puertos principales que se convirtieron en las ciudades-estado fenicias.

La cordillera costera, llamada las montañas del Líbano, se extiende por todo el país, haciendo un promedio de cerca de 35 millas de ancho (56 kilómetros) en el norte y de seis millas (10 kms.) en el sur.

La cordillera del este, o montañas Anti-Libano, forman las fronteras del este del país. En su extremo meridional está anclado por el Monte Hermon, el pico más alto del país a 9.055 pies (3.000 metros aprox.). Su nombre significa "sagrado," y es el sitio de la descendencia de los Nefilim antes del diluvio.

La meseta de Bekaa se encuentra entre mesetas de montañas, y es un llano ondulado fértil cerca de 75 millas de largo (120 kms) , y de seis a diez millas de ancho. Debe su fertilidad sobre todo al río Litani que se origina cerca de Baalbek, y fluye al sur para vaciarse en el Sidón cerca del mediterráneo.

Baalbek es también la línea divisoria de las aguas para el río Orontes que fluye al norte y sale al mediterráneo cerca de la antigua Antioquía. En el sur, el llano es separado del valle de Jordania por una gama de colinas mientras que en el norte se abre en el llano sirio en Homs.

El paisaje del Líbano se considera hoy ser uno de los más hermosos del mundo.

La tierra está llena de brillantes borbotones de manantiales, el clima es moderado, y las tierras son exuberantes. En julio, normalmente el mes más caliente del año, el promedio diario en Beirut es de 87 grados Fº (30 grados de Cº) mientras que en Damasco apenas 50 millas (80 kms.) al este es de 96 grados F (35 grados Cº). El llano costero recibe 33 pulgadas (83 cms.) de lluvia dos veces al año, lo que corresponde a la costa de California.

En el pasado, el Líbano debe haber sido un verdadero paraíso. Sus montañas fueron cubiertas con cedro y otras maderas duras, y vertido con fauna salvaje, como panteras, osos, y lobos. Su fabulosa ciudad de Baalbek descuidó un valle fértil y exuberante regado por dos ríos y numerosos manantiales.

Su abundancia fue realzada por el bullicio de los puertos comerciales en la costa. Además de la madera de construcción exportó productos agrícolas como trigo, aceitunas, e incienso. Era famosa por su pigmento púrpura que dio al área costera su nombre. Los egipcios la llamaron la "Tierra del Incienso" para ellos era una fuente importante de incienso y mirra

Líbano fue una elección natural para los sumerios después del diluvio para ser el sitio del Nuevo Edén, el paraíso de los dioses. Su alejamiento y fronteras protegidas también realzaron su valor como balneario privado y la localización del nuevo puerto espacial.

Las tierras le fueron asignadas a Utu/Shamash, el principal astronauta, junto con la ciudad de Baalbek como su cuartel general. Llamado en la Biblia, Beth-Shemesh era literalmente la casa de Shamash. Sus actividades en la tierra del Líbano se describen gráficamente en el mito Enki y la Orden del Mundo.

"El héroe, el toro que sale delante del bosque del cedro, y ruge cual león. El valeroso Utu, el toro que está parado seguro, que exhibe orgulloso su poder. El padre de la gran ciudad, el lugar donde Utu asciende, el gran heraldo del santo An. El juez, el que toma las decisiones de los dioses, que usa una barba de lapis lazuli, que viene delante del santo cielo, Utu, el hijo nacido de Ningal, Enki se colocó a cargo del universo entero."

Utu o Shamash se describe como estando "a cargo del universo entero", y puesto que sabemos él no tenía ninguna función administrativa o política, se asume probablemente como una metáfora de su capacidad de moverse alrededor a voluntad y de examinar el universo desde el aire. Es de Baalbek que él "ruge como un león" y "exhibe orgulloso su poder," refiriéndose al ruido y a la conmoción de los lanzamientos en el puerto espacial.

 

UNA CORTA HISTORIA DE DILMUN

4,000 AC. - Las tierras se restablecieron después del diluvio.

3,500 AC. - Líbano se convierte en el Nuevo jardín del Edén. La ciudad espacial establecida en Baalbek por Enki. El principal astronauta Shamash hace su hogar aquí al igual que Ishtar. Byblos emerge como puerto importante.

2,900 AC. - Gilgamesh hace su viaje a la tierra del cedro y a la tierra de Shamash en la búsqueda de la inmortalidad. Él alcanza la ciudad espacial e Ishtar le proporciona una nave. Llega a Utnapishtim que está en el vehículo espacial

2,700 AC. - Egipto tiene control sobre las ciudades costeras.

2,500 AC. - El estándar de Dilmun para el oro es utilizado por Ebla y otras ciudades.

2,300 AC. - Sargón el Grande se jacta de sujetar la tierra de cedros y las ciudades costeras.

2,225 AC. - Naram-Sin invade el Líbano, destruye la ciudad espacial en Baalbek y devasta el valle de Bekaa. Las tierras son envenenadas por la radiactividad y siguen siendo vacantes por siglos. La ciudad espacial nunca se reconstruye.

[Comentario: Como sabemos de Los Reinos Perdidos de Sitchin, el emperador Anu y la emperatriz Antu ordenaron al príncipe Enki reconstruir el nuevo complejo espacial en Nazca y Machu Picchu, Perú. El tridente de Enki/Poseidon (imagen inferior) sigue siendo visible en los acantilados en Nazca, en los acercamientos al nuevo puerto espacial. RS]

CANDELABRA Lines etched into the Nazca Peruvian Desert

2,085 AC. - La invasión de los reyes del este de la Tercera Dinastía de Ur. Líbano es evitada escrupulosamente. El complejo espacial alterno en el Monte Sinaí (Jehel Halal) es destruido por Ur-Nummu.

1,447 AC. - Éxodos de Egipto de las tribus hebreas bajo Moisés. Final del reino medio en Egipto. Nacen ciudades independientes de Fenicia.

969 AC. - Hiram como rey de Tiro y de los aliados Fenicios con Salomón, ayudan y construyen el templo y el palacio.

586 AC. - Fin de la dominación de las ciudades Fenicias mientras el rey de Tiro es capturado y destruido por Nabucodonosor.

Religion

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

EL misterio de los Sumerios

Los Sumerios fueron habitantes de Sumeria, antigua región del Oriente Medio que formaba la parte sur de la antigua Mesopotamia, entre las planicies aluviales de los ríos Éufrates y Tigris. La región de Mesopotamia, nombre griego que significa “Entre los ríos”, comprendía distintas regiones como Sumeria al sur, Acad en el centro y Asiria en el norte. De acuerdo a las investigaciones, en la Baja Mesopotamia existieron asentamientos humanos desde el período Neolítico (6700- 6500 AEC) y Calcolítico (5500 – 5000 AEC),  El Obeid (5000 – 4000 AEC), Uruk (4000 – 3200 AEC) y Yemdet Nasr (3200 – 3000 AEC). En muchas ciudades de esta civilización, se han hallado muchos objetos y documentos antiguos que testimonian las huellas de un pasado remoto sorprendente. La civilización sumeria está considerada como la primera y más antigua civilización del mundo, aceptado así por la arqueología moderna y oficial. Sin embargo, la procedencia de sus habitantes, los sumerios, es incierta y existen numerosas hipótesis. El término “sumerio” también se aplica a todos los hablantes de la lengua sumeria. En la lengua sumeria esta región era denominada Kengi (ki), equivalente al acadio mat Sumeri, esto es, la «tierra de Súmer».

El nombre “sumerio” fue dado por los semitas acadios quienes serían los sucesores en términos históricos de los Sumerios, pero aún se desconoce porque los Acadios llamaron a estas tierras Shumeru.  Los Sumerios se hacían llamar a sí mismos sag-giga que significa literalmente “el pueblo de cabezas negras”. De acuerdo al historiador babilonio Beroso, los sumerios fueron “extranjeros de caras negras”; al emplear el término “extranjero”, Beroso bien nos podría estar sugiriendo que los sumerios provenían de alguna otra parte.

La lengua sumeria no tuvo parentesco con ninguna otra de su época, no ha habido ningún vocabulario en el mundo que se le pareciera. Era una lengua de tipo aglutinante (como el turco o finlandés), es decir, una palabra consta de una raíz que expresa un concepto y una partícula anexa que le da el significado. También se formaban palabras con dos raíces, por ejemplo: lu=hombre, gal=grande; lugal=hombre grande=rey.

Con los sumerios apareció lo que llamamos Civilización, con ellos aparecieron los rasgos tanto positivos como negativos de nuestra especie en sociedad. Cerca del año 3.000 AEC también aparecieron otras civilizaciones renombradas como la egipcia, la china o la cultura del Indo.

Toda la historia de Sumeria está embebida en el misterio, en este artículo trataremos de analizarla haciendo un repaso a sus leyendas y secretos, mostrando coincidencias con las religiones y costumbres actuales, algunos videos y entrevistas, imágenes y demás material que puede servir como evidencia a hipótesis sobre el verdadero origen de la raza humana.

 

Nos encontramos unas primeras culturas preurbanas hacia el 7.000 antes de la era común (AEC), que ya tenían artesanía y cerámica. El origen étnico de los sumerios es verdaderamente intrigante pues no corresponde con las tribus semitas que poblaban esas tierras. Las explicaciones más creíbles nos indican que seguramente fueran una evolución de las poblaciones autóctonas, otras teorías hablan que llegaron de la zona del mar Caspio y otros de la India.


Algunos estudios proponen que los sumerios provenían de la cultura que fundo la ciudad de Mohenjo-Daro. Esta antigua ciudad es considerada capital de la civilización del Indo. De acuerdo a la arqueología oficial, Mohenjo-Daro existió al rededor del 2600, sin embargo, nuevas investigaciones han llegado a los sorprendentes resultados de datación de unos 13.000 años AEC de antigüedad. Parte de las evidencias que apoyan esta hipótesis, son los restos de esqueletos encontrados en las excavaciones en 1960 que datan de 8.000 a 12.000 años AEC, pero lo que más impactó a los estudiosos de este hallazgo fue que los esqueletos estaban radiactivos. Pero de este tema hablamos más en detalle en nuestro artículo las antiguas ruinas de Mohenjo-Daro.

Estudios arqueológicos más resientes han demostrado que en toda esta zona de Mesopotamia existieron importantes migraciones, así que no sería ilógico pensar que por diferentes motivos, estos antiguos pueblos fundaron asentamientos en toda la región.


Tenemos la cultura llamada Obeid (hacia el 4.500 AEC), que se desarrolló en lo que se podría llamar el primer asentamiento urbano, Eridu, la cual se sabe por restos arqueológicos que tenía gobernante y templos, así como una gran cerámica, también construyeron canales.


Más tarde apareció la cultura de la ciudad de Uruk, auténtico precedente de la civilización sumeria. A Uruk se la puede considerar como la primera ciudad-estado ( 3.500-3.000), además es en donde se han encontrado los restos de escritura más antiguos, sin duda como respuesta a la complejidad de la organización urbana, estos primeros escritos están relacionados con la organización de los almacenes de los templos.


Así pues nos encontramos con el principio de una nueva cultura que sobrepasará a las anteriores y que ante esta nueva organización social pasará a llamarse Civilización.

Hacia el año 3500 AEC, y sobre este vastísimo fondo de cultura antigua, común a todo el Próximo Oriente, en el sur de la Mesopotamia, y en las orillas del golfo Pérsico, surgen, de golpe, según parece, los sumerios. ¿Quiénes eran los sumerios? ¿De dónde venían? ¿Cómo llegaron? No se ha podido responder todavía a estas preguntas: las «pruebas» arqueológicas e históricas son, a menudo, difíciles de establecer y además muy delicadas. La luz es, de momento, tan endeble sobre estas cuestiones, que ciertos especialistas han juzgado inútil plantear estos problemas y están dispuestos a considerar a los sumerios como los primeros y más antiguos habitantes de la zona. Sin embargo, actualmente parece más probable que los sumerios hayan venido de otra parte, como conquistadores o como masa de emigrantes y es muy posible que hubieran adoptado y asimilado rápidamente la cultura de sus predecesores con los que seguramente se integraron más o menos profundamente hasta transformarla totalmente a la medida de su propio genio, pero su origen concreto, oficialmente es desconocido. Esto es lo que se ha venido denominando desde el siglo XX como el “problema sumerio.” En cualquier caso, es durante el período del Obeid cuando se producen avances que cristalizan en Uruk, y que sirven para considerar este momento como el inicio de la civilización sumeria.


Esta época de la instalación de los sumerios en la Baja Mesopotamia ha sido llamada por los arqueólogos época de Uruk.

La cultura de Uruk fue imponiéndose poco a poco, sin embargo no llegó a crearse un gran reino sino que era un país formado por varias ciudades-estado. Toda ciudad tenía un Zigurat (pirámide escalonada para observar los astros y hogar del Dios de la ciudad), un Palacio del rey, un Templo y asentamientos agrícolas en las afueras.

Existen indicios que demuestran que la historia retrocede mucho más en el tiempo de lo que siempre se ha creído, en una época remota en la que todavía no existían ni los seres humanos. Pero sí habitaban y reinaban en la Tierra otros seres. Una época remota enterrada por la arena del paso del tiempo, pero de la que conservamos algunos recuerdos.

Hasta finales del siglo XVIII, las fuentes de la Historia Antigua del Próximo Oriente se limitaban a las noticias transmitidas por el Antiguo Testamento y la tradición clásica antigua. El paso decisivo para acceder a los documentos originales se dio en 1802 al descifrar Grotefend algunas inscripciones cuneiformes persas. Su interpretación no se terminó hasta 1857, pero su conclusión tuvo importantes consecuencias, pues en esas lenguas (llamada hoy acadia) esta redactada la mayor parte de los documentos orientales de la antigüedad. Ya en 1821, Champollion en Egipto había descifrado también la escritura jeroglífica.

Desde mediados del siglo XIX el interés despertado por estas interpretaciones dio lugar a que casi todos los países cultos enviasen “misiones culturales” a Oriente para realizar prospecciones a fondo. En ellas, encontrarían textos escritos y restos de materiales de estas civilizaciones. Por ello, en su estudio, la arqueología ha tenido un papel importante sobre todo en los primeros periodos.

Hacia la segunda mitad del siglo XIX se excava Nínive y Khorsabad y descubren monumentales palacios, templos y sobre todo, la biblioteca de Asurbanipal, el último gran rey asirio, que había coleccionado todas las obras literarias y reliquias de babilonios, asirios y sumerios. Después se trabajar en las ruinas de Babilonia, y las ciudades sumerias de Ur, Uruk, Nippur, etc, así como Egipto. A comienzos del siglo XX son notables las excavaciones de Ur realizadas sacando a la luz la necrópolis real.

 

Como ya se comentó en párrafos anteriores, en la Baja Mesopotamia existían asentamientos humanos desde el 6700 AEC – 6500 AEC aproximadamente, sin embargo no existen registros escritos de esa etapa para conocer el origen del pueblo sumerio, y tampoco los cráneos hallados en los enterramientos aclaran el problema de su origen, debido a que están representadas tanto la dolicocefalia como la braquicefalia, con algunos testimonios del tipo armenoide.

Cráneos hallados con dolicocefalia y braquicefalia

Es interesante notar, que los cráneos hallados en las excavaciones, presentan estas “deformidades”; digo que es interesante porque estos cráneos también han sido hallados en otras partes del  mundo, en donde en algún momento reinaron otras civilizaciones.

Uruk, la “Erec” bíblica y la árabe “Warka“, es el escenario de descubrimientos fundamentales para la historia de la humanidad, al menos la hipótesis aceptada desde el punto de vista de la arqueología oficial, aquí aparece la rueda en torno al 3500 AEC, y la escritura en el 3300 AEC, siendo ésta la datación más antigua de tablillas de arcilla con escritura cuneiforme encontrada hasta la fecha. Estos registros escritos confirman que los sumerios no eran un pueblo indoeuropeo, ni camita, ni semita, ni tampoco elamo-drávida. Así lo demuestra su lengua de tipo aglutinante. Por tanto se especula, como se ha dicho, que los sumerios no fueron el primer pueblo en asentarse en la baja Mesopotamia, quizás los sumerios ¿eran descendientes de una cultura mucho más antigua?. Ya se hizo mención a Mohenjo-Daro, que quizás pudo haber sido la cultura antecesora de los Sumerios.

Como bien mencionaba al principio, el idioma sumerio se considera una lengua aislada en la lingüística ya que no parece pertenecer a ninguna forma lingüística conocida; ha habido muchos intentos fallidos para conectar el idioma sumerio a otros grupos lingüísticos. Los sumerios inventaron los jeroglíficos pictóricos que más tarde se convirtieron en escritura cuneiforme, y su lengua junto con el del Antiguo Egipto compiten por el crédito de ser lenguaje humano escrito más antiguo que se conoce.

Los textos sumerios conocidos incluyen textos personales y cartas de negocios y transacciones, recibos, listas de léxico, leyes, himnos y plegarias, encantamientos mágicos e incluidos textos científicos de matemáticas, astronomía y medicina. Mucho de todo este material sobrevivió en el tiempo a través de copias y transcripciones. A pesar de que los semitas llegaron a ser la raza gobernante de esa región, el lenguaje de la religión y la ley en Mesopotamia seguía siendo el sumerio.

Nippur o la ciudad de Nimrod, a 80 kilómetros al sureste de Babilonia, fue excavada por la Universidad de Pensilvania bajo los arqueólogos Peters, Haynes y Hilprecht, entre 1.880 y 1.900. Se encontraron 50.000 tablillas que se cree que fueron escritas durante el tercer milenio AEC, incluyendo una biblioteca de 20.000 tomos, diccionarios y obras completas sobre religión, literatura, leyes y ciencias. También se hallaron archivos de unosReyes muy longevos.

Existe algo llamado la Lista Real Sumeria, es un documento histórico dejado por los escribas de Mesopotamia y escrito en sumerio, refleja la sucesión de monarcas desde los primeros tiempos hasta aproximadamente las conquistas de Hammurabi (1810-1750 AEC). Lo particular de esta “Lista” es que sus periodos parecen imposibles.

Desde el punto de vista histórico-comprobable, el primer rey mencionado en la lista es Mebagaresi (2631-2601) de la ciudad de Kish. Antes de este periodo se consideran como mitológicos a los antiguos gobernantes o reyes antediluvianos, es decir en el periodo antes del gran diluvio. 

Estos textos de aspecto irrisorio, tan difíciles de comprender y de descifrar, han sido excavados en cantidades ingentes, de varios cientos de millares, que abarcan todas las actividades, todos los aspectos de la vida de sus redactores: gobierno, administración de justicia, economía, relaciones personales, ciencias de todos los tipos, historia, literatura y religión. Estudiando y descifrando el contenido de los vestigios, utensilios, estatuas, imágenes, templos, palacios y ciudades, puestos bajo la luz del sol por los arqueólogos, una pléyade de eruditos ha conseguido, después de medio siglo de trabajos y esfuerzos oscuros y encarnizados, no solamente redescubrir y colocar en su sitio de honor el nombre de los sumerios, sino también redescubrir el secreto y el mecanismo complejo de su escritura y de su idioma y, por si ello fuera poco, reconstruir, trozo por trozo, su extraordinaria aventura olvidada.

Los Dioses Sumerios

El mundo sumerio es un descubrimiento que podríamos catalogar de moderno. Hasta podemos decir que es el mayor de los descubrimientos recientes en el terreno de la historia de la civilización. Muy poca gente se ha atrevido a hablar de forma abierta del tema, más allá de solo mencionar algunos puntos históricos, descubrimientos arqueológicos, etc.

Lo que de ellos se ha encontrado se ha tenido que ir a buscarlo a las entrañas de la tierra, por medio de profundas excavaciones. Y lo más corriente ha sido que el pico de los arqueólogos haya puesto al descubierto el modesto y frágil ladrillo, cocido o, aún más a menudo, crudo, en lugar de encontrarse con la piedra de las salas hipóstilas; no se han descubierto obeliscos gigantescos, enormes esfinges o estatuas imponentes y desmesuradas de faraones, sino modestas y extrañas esculturas.

Entre las principales figuras mitológicas adoradas por los sumerios, es posible citar:

·         An (o Anu), dios del cielo;

·         Nammu, la diosa-madre;

·         Inanna, la diosa del amor y de la guerra (equivalente a la diosa Ishtar de los acadios);

·         Enki en el templo de Erido, dios de la beneficencia, controlador del agua dulce de las profundidades debajo de la tierra;

·         Utu en Sippar, el dios sol;

·         Nanna, el dios luna en Ur;

·         Enlil, el dios del viento.

Su panteón divino (dioses) estaba encabezado por An, “estrella”, cuyo signo era inicialmente una línea vertical cruzada por varias en horizontal y diagonal. Bajo su mando estaban sus hijos EnLil (“Señor del Aire”) y EnKi (“Señor de la Tierra”), formando un triplete divino (¿La Santísima Trinidad bíblica?) al que más tarde se uniría la diosa Nin.Mah (“Dama Excelsa”) o también Nin.hur.sag (“Dama de la cabeza de la montaña”).

Los reinados de los reyes antediluvianos eran medidos en sars -periodos de 3600 años, la siguiente unidad hasta 60 en el sistema sumerio (3600=60×60) , y en ners – unidades de 600.

Pues bien, esta lista sumeria de reyes antediluvianos, nos dice:

“Después de que la realeza descendiera del cielo, la realeza estuvo en Eridug (Eridu). En Eridug, Alulim se hizo rey y gobernó 28800 años.”

Si consultamos las referencias en la lista vemos que Alulim (o Adapa, hijo de Enki) de Eridug gobernó 8 sars (28800 años), es decir desde 453.600 al 388.800 antes del diluvio.


El primer conocimiento que tenemos a parte del Génesis, de una tradición similar vino a nosotros con Beroso, sacerdote de Babilonia, al rededor de 260 AEC. El trabajo de Beroso sobre astronomía y astrología fue traducido al griego, basando su historia en archivos del Templo de Marduk, copiados a su vez de inscripciones primitivas, muchas de las cuales han sido descubiertas; de su obra solo se pueden encontrar extractos en Josephus y Eusebio. De Beroso tenemos una lista de diez reyes quienes gobernaron el mundo antes del Diluvio (10 Reyes Longevos de Sumeria), que reinaron entre 10.000 a 60.000 años cada uno de ellos. “En los días de Xisuthro (Zinsuddu) –dice Beroso– ocurrió el Gran Diluvio” ¿Serán solo leyendas mitológicas?

“Después de que el diluvio hubiera terminado, y la realeza hubiera descendido del cielo, la realeza pasó a Kish”

A mi parecer, seguimos siendo demasiado arrogantes como para aceptar que estamos equivocados en muchos datos e información relevante de nuestros inicios como habitantes de este planeta.

“Son 11 ciudades allá donde la realeza fue ejercida. Un total de 134 reyes que en conjunto reinaron más de 28876 años”

A modo de ejemplo, de nuestra arrogancia muy influenciada por las religiones, incluso a modo de comparación, podemos hablar de los textos de Ebla. Ebla fue una antigua ciudad localizada en el norte de Siria, a unos 55 km al sureste de Alepo. Fue una importante ciudad-estado en dos periodos, primero en el 3000 AEC y luego entre el 1800 AEC y el 1650 AEC. El sitio es conocido hoy como Tell Mardikh, y es sobre todo famoso por los archivos con más de 20.000 tablillas cuneiformes, datadas alrededor de 2250 AEC en sumerio y en eblaíta; un desconocido idioma anterior al idioma semita similar al acadio.

El aspecto más importante de las tablas de Ebla es que contienen los nombres de 3 profetas que se mencionan en la Tora, recordemos que las tablas de Ebla son 1500 años más antiguas que La Tora. Aquí podemos hacer una comparación a modo de pregunta ¿heredó La Torá su contenido (o parte de el) de textos más antiguos como los sumerios?

El cielo para los sumerios

Para los sumerios, que observaban el cielo y conocían los ciclos de los eclipses lunares, sus dioses estaban allá arriba. Diferenciaban aquellos menores, los “igigi” o “vigilantes”, de los que se movían de forma distinta por la eclíptica (planetas). Así, la diosa Inanna, del amor y la guerra (Ishtar para los acadios), era Venus. Por su parte la Luna era Nannar, hijo de Enlil (el símbolo de Nannar era una luna en creciente, símbolo del Islam que comparte también personajes con el judaísmo y por ende el catolicismo), y así sucesivamente con otros astros que habían comprendido eran “especiales”.

Habían dividido el firmamento en tres caminos. El inferior que llegaba hasta el suelo era dominio de Enki, de ahí que fuese el señor de la tierra. Como desde algunos lugares no se veía más que mar, los acadios lo llamaron Ea (“El que tiene su casa en el agua”). Los dioses sumerios, acadios y babilonios eran los mismos, a excepción del supremo de éstos últimos que era de nueva creación, se llamaba Marduk y era hijo de Ea/Enki. El camino central, por su parte, era el dominio de An. El superior, de Enlil, de ahí que fuese considerado el señor del aire o quizá más concretamente “de las alturas”.


Los babilonios, en un extraordinario compendio astronómino denominado “Mul.Apin” (“Estrella Arado”), asignaron estrellas y constelaciones a los distintos caminos. La estrella arado, cuya identificación no está del todo clara, ascendía en el mes de Ninsanu (del 15 de Marzo al 15 de Abril) en el equinoccio de primavera, señalizando el inicio del arado y la siembra. Era como Siriopara los egipcios.

Es de interés recalcar que tanto los Sumerios, los Egipcios, los Olmecas, Mayas y otras culturas similares, hablaban de los Dioses del Cielo, y tenían un complejo sistema de estudio de la astronomía y un entendimiento claro de las constelaciones y planetas.

Según se entiende, los Sumerios descubrieron la relación de nuestro Sol con las Pléyades. Las Pleyades son un sistema de soles o estrellas que giran alrededor de una estrella central llamada Alción (Alcyon o Alcyone). El sol también forma parte de este conjunto, a nuestra galaxia entera (La Vía Láctea) le toma 25.900 años  completar una órbita alrededor de Alcion. Como se ve, los planetas giran al rededor de nuestro Sol, y nuestra galaxia gira al rededor de una galaxia mayor; todo parece ser un conjunto entero de galaxias. Es sorprendente que los Sumerios hayan podido saber esto, pero no es descabellado ya que los Mayas también hablaron en su momento de las Pléyades y la órbita que hace la Vía Láctea al rededor de Alción. ¿Coincidencia? Lo dudo.

El cúmulo de las Pléyades o “las Siete Hermanas”, se ha tomado como referencia en muchas culturas del pasado. Su nombre corresponde en la mitología griega a las siete hijas de Atlas y Pleione, colocadas por Zeus entre las estrellas. También en la Biblia aparece alguna referencia a la Pléyades (Job 38:31). Los antiguos aztecas de Méjico y América Central basaban su calendario en las Pléyades.

Pero aquí no acaba la cosa, otra de las constelaciones muy nombradas por civilizaciones antiguas como la Maya y la Egipcia

El vinculo con las pléyades  con los mayas y los sumerios

QUETZALCOATL